Despliega el menú
Sociedad

Tercer Milenio

¿Por qué me pasa?

Por qué después de echar unas risas los dolores menguan

Reír a pierna suelta tiene un potente efecto analgésico, sobre todo si nos reímos rodeados de buenos amigos.

La risa tiene un efecto cardioprotector
La risa tiene un efecto cardioprotector
Flickr

La próxima vez que vayas al dentista, a una extracción de sangre o a ponerte una vacuna, detente unos segundos antes a ver un episodio de 'Los Simpsons', 'Friends' o cualquier serie cómica que te haga desternillarte de risa. Porque resulta que reír a pierna suelta tiene un potente efecto analgésico. Investigadores de la Universidad de Oxford (Reino Unido) y la Universidad Aalto (Finlandia) demostraron hace unos años que una buena dosis de carcajadas nos insensibiliza frente al dolor. Sobre todo si nos reímos rodeados de buenos amigos. Sospechan que este efecto sedante se debe a que la larga serie de exhalaciones que acompaña a una serie de risotadas sinceras deja exhaustos a los músculos abdominales, y ese agotamiento muscular provoca el aumento de las endorfinas. Las mismas que se liberan cuando consumimos alcohol o drogas.

Para más inri, resulta que desternillarse de risa tiene un potente efecto cardioprotector. Científicos de la Universidad de Maryland (EE. UU.) demostraron que las endorfinas que inundan el cerebro cuando reímos a carcajada limpia causan la producción de óxido nítrico, una sustancia que expande los vasos sanguíneos hasta un 19% incrementando el flujo de sangre, minimiza la inflamación de venas y arterias, reduce la presión arterial e impide la agregación de plaquetas para formar trombos. Ahí es nada.

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Etiquetas
Comentarios