Despliega el menú
Sociedad

educación

Cosas con ciencia: ropa, hilos y cuerdas

¿Sabes cómo se consigue hacer con fibras cortas, de unos pocos centímetros, un hilo largo y resistente, que no se rompa cuando tiramos de él? Te lo contamos. 

La ropa se fabrica con tejidos o cuerdas
La ropa se fabrica con tejidos o cuerdas
Freepik

La ropa que utilizamos a diario y algunos utensilios están fabricados con tejidos o cuerdas. Los hilos y las cuerdas son estructuras largas, que aguantan la tensión cuando se estiran. Suelen estar hechos de fibras naturales (lana, pelo de otros animales, celulosa del algodón o el lino), o de fibras sintéticas. En muchos casos, los materiales de partida son fibras cortas, de unos pocos centímetros. ¿Cómo se consigue hacer con ellas un hilo largo y resistente, que no se separe en esas fibras cortas cuando tiramos de él? La técnica para ello se llama hilado, y existe desde la antigüedad. Simplemente, se trata de retorcer unas fibras con otras, e ir tirando poco a poco, añadiendo nuevas fibras al hilo retorcido. Este proceso puede hacerse simplemente a mano, o con útiles muy sencillos como un huso (un cilindro que, al girar, retuerce las fibras) o una rueca. Sí, son los instrumentos de los que se habla en el cuento de 'La Bella Durmiente', y que ya casi nadie conoce, porque hoy en día el hilado lo realizan máquinas mucho más rápidas y precisas. Con este sencillo sistema, se producen unas fuerzas de rozamiento entre las fibras retorcidas, tan fuertes que, al tirar del hilo, las fibras se rompen antes de separarse. Si se trenzan varios hilos, el resultado es aún más resistente.

Etiquetas
Comentarios