Sociedad

Cosas con ciencia: vidrio o cristal y momias y fósiles

¿Sabías que la estructura interna del vidrio y del cristal es completamente diferente? Hoy, también hablamos de momias y fósiles.

¿Vidrio o cristal?
¿Vidrio o cristal?
Pixabay

Tenemos una idea clara de lo que es un sólido, un objeto de tamaño y forma definidos, y un líquido, una sustancia que mantiene su volumen pero fluye, adoptando la forma del recipiente que lo contiene. Además de por sus propiedades, los científicos diferencian los estados de la materia por su estructura interna: un sólido presenta orden en la estructura de sus átomos (estructura cristalina), mientras que en un líquido están en desorden y continuo movimiento. Pese a lo claras que son las definiciones, algunos materiales no se adaptan bien a ellas. Todo el vidrio que utilizamos en nuestra vajilla o adornos parece, por sus propiedades, un sólido, pero cuando se estudia su estructura microscópica, está desordenada. ¡Es como si un líquido se hubiera congelado! La cosa es tan confusa que muchas veces llamamos al vidrio 'cristal', cuando es todo lo contrario. ¿Por qué? La mayoría de los sólidos que manejamos son 'policristalinos', están formados por agregados de muchísimos cristales microscópicos. Por eso son opacos y no presentan aristas evidentes. Los cristales de gran tamaño (minerales, piedras preciosas), son transparentes, duros y frágiles. Igual que el vidrio. Pero su estructura interna es completamente diferente. 

Momias y fósiles

Fósiles, un pequeño milagro natural
Fósiles, un pequeño milagro natural
Pixabay

Momias y fósiles son dos evidencias muy valiosas para conocer el pasado, y están llenas de atractivo. ¿Cómo se forman? Cuando un animal, o incluso una planta, mueren, lo más normal es que la materia orgánica que dejan disponible, con la humedad y el oxígeno, sea la comida de pequeños animales, hongos y bacterias, que la hacen desaparecer. Si los restos están en un lugar muy seco, pierden rápidamente su humedad, y quedan enterrados, hay alguna posibilidad de que se conserven por más tiempo. Los rituales de momificación que realizaban culturas como la egipcia, eran interesantes para conocer sus costumbres, pero contribuía mucho más a la momificación el clima cálido y seco de la región. Cuando los restos de un ser vivo perduran mucho más tiempo, secos y enterrados, puede empezar a ocurrir un pequeño 'milagro natural': si en la capa de terreno en la que se encuentra se comienza a formar roca, mediante lentos procesos químicos y físicos, la geología respeta el resto orgánico (normalmente, huesos y conchas), y va sustituyendo muy despacio sus materiales por los de la roca, de manera que se petrifica, con tanta precisión que hasta las estructuras microscópicas se respetan, y muchos miles de años más tarde, cuando los encontramos nos permiten conocer el pasado.

Etiquetas
Comentarios