Despliega el menú
Sociedad

Heraldo Saludable

Tercer Milenio

Proyectos europeos

Jaque a la bacteria Helicobacter pylori

La mitad de la población mundial sufre infecciones gástricas causadas por la bacteria Helicobacter pylori, que constituye un factor de riesgo de cáncer gástrico. Además, ha sido identificada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como uno de los patógenos más resistentes a los antibióticos. Es urgente encontrar nuevos compuestos antibacterianos y desde el BIFI de la Universidad de Zaragoza se lidera una investigación internacional para plantar cara a esta bacteria.

Estructura tridimensional de la flavodoxina de Helicobacter pylori, proteína esencial para la viabilidad de la bacteria y prometedora diana farmacológica frente a la que se dirigen los nuevos inhibidores desarrollados por la Universidad de Zaragoza.
Estructura tridimensional de la flavodoxina de Helicobacter pylori, proteína esencial para la viabilidad de la bacteria y prometedora diana farmacológica frente a la que se dirigen los nuevos inhibidores desarrollados por la Universidad de Zaragoza.
BIFI

Actualmente, la resistencia a los antimicrobianos en general es responsable de 33.000 muertes anuales en la Unión Europea, con un coste de 1,5 billones de euros en atención médica y pérdidas de productividad. La bacteria Helicobacter pylori (Hp) es uno de esos patógenos que están registrando un importante incremento de cepas resistentes a antibióticos. Esto, unido al hecho de que la mitad de la población mundial sufre infecciones gástricas causadas por Hp que son un factor de riesgo de cáncer gástrico, ha llevado a la OMS a calificar de prioritario encontrar nuevos compuestos antibacterianos capaces de hacerle frente.

En este contexto se enmarca el proyecto Inhibidores de flavodoxinas para matar bacterias resistentes (Flav4amr), dotado con 1,1 millones de euros. Una colaboración hispano-franco-alemana reúne la experiencia y los recursos necesarios para producir nuevos compuestos antimicrobianos listos para entrar en ensayos clínicos. Una proteína llamada flavodoxina está en el punto de mira.

Javier Sancho, catedrático de Bioquímica e investigador del Instituto de Biocomputación y Sistemas Complejos (BIFI), lidera este proyecto centrado en el papel de la flavodoxina. Esta proteína esencial de Helicobacter pylori fue identificada en su día por su equipo como una nueva diana farmacológica. De confirmarse, podría utilizarse para el desarrollo de nuevos compuestos antimicrobianos que se conviertan en nuevos antibióticos en el mercado.

"El objetivo final de nuestro proyecto es desarrollar nuevos inhibidores de flavodoxina con actividad antimicrobiana, para Hp y otros patógenos que muestran importantes problemas de resistencia, y que puedan llegar al mercado en un plazo razonable", destacó Sancho durante la primera reunión del equipo de trabajo, celebrada recientemente en el Campus Río Ebro.

¿Qué es Hp?

Helicobacter pylori (Hp) es una bacteria con forma espiral que posee varios flagelos que le confieren movilidad, permitiéndole colonizar así la mucosa gástrica de más de 4.000 millones de personas, con prevalencias que pueden alcanzar el 88% en algunas regiones. A pesar de que la mayoría de las personas que padecen esta infección no muestra síntomas, Hp puede provocar úlceras en estómago y duodeno, e incluso cáncer gástrico. De hecho, es, hasta la fecha, la única bacteria clasificada como carcinógeno de tipo I por la OMS.

En 1982, los investigadores australianos Barry Marshall y Robin Warren descubrieron y aislaron esta bacteria, y determinaron que era la principal causante de la gastritis y la úlcera de estómago. Como reconocimiento a su esfuerzo e intuición y por iniciar las bases para un tratamiento eficaz mediante antibióticos, fueron galardonados con el premio Nobel de Medicina en 2005.

Javier Sancho catedrático de Bioquímica BIFI-UZ

¿En qué consiste una diana?

La mayoría de los antibióticos utilizados acaba con las bacterias atacando mecanismos celulares generales, como la producción de proteínas o material genético. El creciente aumento de la resistencia de Helicobacter pylori a estos fármacos ha reducido su eficacia, lo que ha hecho necesaria la búsqueda de nuevas moléculas dentro de la bacteria contra las que dirigir nuevos tratamientos. Estas moléculas, generalmente proteínas o ácidos nucleicos, son lo que se conoce como dianas farmacológicas, las cuales preferiblemente deben ser esenciales para la bacteria. Una de las dianas de Hp propuestas es su flavodoxina, una proteína que participa en una ruta metabólica esencial para su supervivencia y que está ausente en las personas. Estas dos características hacen de la flavodoxina una prometedora diana farmacológica, ya que compuestos que logren inhibir su actividad podrían comprometer la vida de la bacteria sin acarrear, a priori, efectos secundarios en las personas. El grupo de Javier Sancho observó hace ya 14 años que, a diferencia de otras flavodoxinas, la de Hp contiene un bolsillo en el que podrían alojarse moléculas orgánicas e interferir así con su función. Tras la caracterización de la proteína, se identificaron varios compuestos capaces de inhibir su actividad que han sido rediseñados con el objetivo de mejorar sus propiedades antimicrobianas.

Sandra Salillas investigadora predoctoral BIFI-UZ

Estos nuevos antibióticos ¿se podrán utilizar también contra otras bacterias?

Aunque los estudios realizados hasta ahora ponen de manifiesto que los antibióticos que se han desarrollado son bastante específicos contra Helicobacter pylori, uno de los objetivos del proyecto será estudiar si la proteína flavodoxina puede ser también una diana farmacológica en otros patógenos. Para ello se utilizarán técnicas de ingeniería genética que permitirán averiguar si las bacterias se vuelven más vulnerables cuando se les reduce la cantidad de flavodoxina (mutantes ‘knock-down’), e incluso cuando se les elimina por completo esta proteína (mutantes ‘knock-out’, eliminación completa del gen que produce la proteína flavodoxina). Si se produce esta situación, entonces se abrirá la posibilidad de que los inhibidores de la flavodoxina de Helicobacter pylori (u otros nuevos que se descubran) puedan ser utilizados contra otras bacterias.

José Antonio Aínsa profesor titular de Microbiología UZ

El proyecto

  • NOMBRE: Inhibidores de flavodoxinas para matar bacterias resistentes (Flav4amr).
  • FINANCIACIÓN: 1,1 millones de euros de la VI convocatoria del programa europeo JPI-AMR, iniciativa para luchar contra la resistencia a los antibióticos.
  • SOCIOS: Seis grupos de investigación de cuatro instituciones. Dos grupos en BIFI-Universidad de Zaragoza; un grupo en INRA/ École Nationale Vétérinaire Toulouse (Francia), que desarrolla metodologías que evitan la experimentación con animales; dos grupos en el Centro de Investigación Borstel (Alemania), con gran experiencia en modelos de infección y resistencia a los antibióticos en ratones; otro en el Instituto Pasteur, París (Francia), que ya ha probado los inhibidores existentes en ratones.

Con la colaboración de la Unidad de Cultura Científica de la Universidad de Zaragoza

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Etiquetas
Comentarios