Despliega el menú
Sociedad

Heraldo Saludable

Tercer Milenio

investigación

La UZ planta cara al Helicobacter, una bacteria cada vez más resistente a los antibióticos

La mitad de la población mundial sufre infecciones gástricas causadas por esta bacteria, cuya infección constituye un factor de riesgo de cáncer gástrico.

Javier Sancho, catedrático de la UZ, coordina un proyecto de investigación internacional para desarrollar antimicrobianos contra la bacteria 'Helicobacter pylori'.
Javier Sancho, catedrático de la UZ, coordina un proyecto de investigación internacional para desarrollar antimicrobianos contra la bacteria 'Helicobacter pylori'.
UZ

La Universidad de Zaragoza coordina un proyecto de investigación internacional para desarrollar antimicrobianos contra la bacteria Helicobacter pylori (Hp), cuya infección provoca infecciones gástricas y constituye un factor de riesgo para el cáncer de estómago.

Esta "pandemia" se combate actualmente con un "cóctel de antibióticos", pero debido a las cepas resistentes a los antimicrobianos, solo es efectivo en el 70%, es decir en el 30% de los pacientes el tratamiento fracasa, de ahí que sea urgente encontrar nuevos compuestos.

Eso es precisamente lo que busca el proyecto de investigación liderado por el catedrático de Bioquímica del Instituto de Biocomputación y Física de Sistemas Complejos (BIFI) de la Universidad de Zaragoza, Javier Sancho, en colaboración con el Instituto Pasteur de París, la Escuela Nacional de Veterinaria de Toulousse y el Centro de Investigación Borstel en Alemania.

Científicos del BIFI de la Universidad de Zaragoza llevan años investigando el desarrollo de antimicrobianos contra una proteína del Helicobacter pylori llamada 'flavodoxina'. "Si se neutraliza esta proteína la bacteria no puede vivir, por eso, lo que hemos hecho es encontrar compuestos que bloqueen esa 'flavodoxina", ha indicado.

Pero el desarrollo de nuevos fármacos es un proceso "largo" y "complejo" en el que muchas veces se fracasa, ha afirmado Sancho, quien ha explicado que ahora se han aliado con científicos alemanes y franceses para reunir la experiencia y los recursos necesarios para dar "un empujón final" al proyecto y producir nuevos compuestos listos para entrar en ensayos clínicos. "En cualquier caso, es imprescindible encontrar nuevos compuestos para esta bacteria porque la tasa de fallos de los actuales son altas", ha argumentado.

Actualmente, el tratamiento se lleva a cabo con un "cóctel de antibióticos" que combinan tres o cuatro moléculas y aún así falla en el 30% de los casos. Por ello, "el objetivo final es desarrollar nuevos inhibidores de 'flavodoxina' con actividad antimicrobiana para Hp y otros patógenos que muestran resistencia, y que puedan llegar al mercado en un plazo razonable", ha precisado.

Hoy en día, la resistencia a los antimicrobianos es responsable de 33.000 muertes anuales en la Unión Europea, con un coste de 1,5 millones de euros en atención médica y pérdidas de productividad, según datos facilitados por la Universidad de Zaragoza.

Al mismo tiempo, la bacteria Helicobacter pylori (hp), que afecta a la mitad de la población, aunque en la mayoría de los casos no desarrolla la enfermedad, ha sido identificada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como un patógeno para los que es urgente encontrar nuevos compuestos. Esta infección, además, constituye un factor de riesgo de cáncer gástrico.

Este proyecto de investigación está dotado con 1,1 millones de euros de fondos europeos del Programa de Financiación Conjunta y tendrá una duración de tres años. En este plazo de tiempo, los investigadores tratarán de desarrollar nuevas moléculas y llevarlas "a las puertas" del ensayo clínico, algo que, si todo sale bien, se haría en otro nuevo proyecto de investigación, ya que en este no están incluidos.

Aunque las expectativas de partidas son positivas, Sancho ha recalcado que el descubrimiento de fármacos es un proceso muy complicado. "En cualquier investigación hay riesgo y eso la sociedad lo tiene que entender y asumir", ha aseverado.

Esta investigación intentará aportar una solución a dos tendencias contrarias que existen a nivel global. Al mismo tiempo que aumenta la resistencia a los antibióticos, la industria produce cada vez menos productos antimicrobianos, ha añadido el director general de Innovación del Gobierno de Aragón, Enrique Navarro.

Etiquetas
Comentarios