Despliega el menú
Sociedad

sociedad

Adoptan "engañados" a una mujer con enanismo que tenía instintos asesinos

El matrimonio, que actualmente está separado, está acusado de abandono de la menor.

Natalia, la mujer con enanismo que aparentaba ser una niña.
Natalia, la mujer con enanismo que aparentaba ser una niña.
Clarin

Kristine y Michael Barnett han vivido una historia que ha dado la vuelta al mundo. Este matrimonio tenía un hijo con autismo cuando decidió adoptar a Natalia, una niña de seis años que había nacido en Ucrania pero que vivía en Estados Unidos. Les explicaron que la menor sufría un trastorno del crecimiento óseo llamado displasia espondiloepimetafisaria, que causaba baja estatura, anomalías óseas y problemas de visión. Sin embargo, nunca se imaginaron que se trataba de una mujer de más de 20 años. 

La adopción se efectuó en 2010 y solo dos años después la situación en el nuevo hogar se convirtió en insostenible. Según han publicado varios medios, durante los primeros meses todo fueron atenciones para la pequeña Natalia: Disney World, vacaciones en la playa... pero, poco a poco, el matrimonio comenzó a percatarse de algunos cambios. 

La niña tenía vello púbico completo, mantenía conversaciones como una adulta y cuando recibió la visita de una amiga familiar ucraniana, no entendió nada. "Era muy difícil descifrar cuántos años tenía, pero en ese momento comencé a pensar que podía ser una adolescente. Pero no me arrepiento de nada. Era lo que quería hacer y sentí un amor abrumador por ella", dijo Kristine al 'DailyMail'.

Tras encontrar ropa ensangrentada (probablemente de la menstruación), la familia acudió a su médico de cabecera. La niña fue sometida a una prueba de densidad ósea que determinó que tenía más de 14 años. En ese momento la situación se deterioró. Según explicó la familia, la niña intentó atacar a un bebé, comenzó a manchar de sangre las paredes, a amenazar a la familia e, incluso, intentó envenenar a la madre. 

Durante uno de los tratamientos, Natalia confesó ser mucho mayor de lo que parecía. De hecho, uno de los terapeutas llegó a decir que Natalia le había confesado que tenía 18 años. Cuando fue ingresada en el Hospital Larue Carter en Indianápolis, en junio de 2012, Natalia describió cómo había intentado matar a miembros de la familia y que no tenía remordimientos por ello.

Ese mismo mes, los Barnett solicitaron al Tribunal Superior del Condado de Marion en Indianápolis, que la edad de Natalia fuera "corregida" para que pudiera recibir el tratamiento psiquiátrico apropiado para un adulto. El juez consideró que las sospechas de la familia eran reales y aceptó modificar la edad de Natalia, que pasó de tener 8 a 22 años.

Tras encontrarle una nueva residencia, la familia se mudó a Canadá. "La última vez que hablamos por teléfono, ella me dijo que estaba cocinando espagueti para su nueva familia. No abandoné a nadie. Fui a Canadá para continuar la educación de mi hijo. Estas acusaciones son absolutamente devastadoras", explicó la madre.

Ahora el matrimonio (actualmente separado) está acusado de abandono de la menor. Ambos se entregaron a las autoridades y pagaron una multa de 5.000 dólares cada uno. Deben comparecer este miércoles en el Tribunal Superior de Tippecanoe en Lafayette, que determinará cuál de las versiones (la suya o la de Natalia) es cierta. 

Etiquetas
Comentarios