Sociedad

Huérfanos de la canción del verano

En éste 2019 no tenemos una melodía pachanguera que al escucharla sepamos que será para toda la vida, como compañera infatigable de fiestas, bodas y cumpleaños

música canción verano
Tom Jones, en el concierto que dio en Zaragoza en 2001
Oliver Duch

Mabel Alabama Pearl McVey (Alhaurín el Grande, Málaga, 1996), simplemente Mabel, es una cantante y compositora de R&B y pop, conocida sobre todo por sus temas ‘Finders Keepers’ y ‘Don’t Call Me Up’, la canción que ha estado como número uno de lo 40 Principales, una lista que tiene muchos ingredientes en su cocción, como la votación popular y las listas de ventas (la española, la de Billboard en EE.UU., la de la BBC, la europea). Mabel ahora está en lo más alto con un tema discotequero, pero nada veraniego, nada de tener eso que te levanta el ánimo hasta el infinito y quieres vocearlo 10 años después. Un ‘Despacito’ que gritas hasta en la ducha y te dice que sí, que estamos en verano y que todo, absolutamente todo es relativo. 

Así que éste 2019 estamos huérfanos de esa melodía que nos lo dice todo, porque durante décadas ningún verano lo ha sido hasta no saber qué canción era su enseña, el emblema de la temporada que nos machaca allá por donde vamos y nos lo graba hasta memorizarlo si esfuerzo, por simple repetición; y que queda como un resumen sentimental de las vacaciones, que vuelven una y otra vez, en cada cumpleaños en el que cantas hasta desgañitarte. Un tema que para ser la estrella sólo tiene que aplicar una simple receta: un estribillo fácil de aprender, un baile sencillo de realizar y por supuesto una melodía tan pegadiza que no será fácil de olvidar nunca.

Nunca llueve al sur de California

Mabel tiene nacionalidad española, británica y sueca y con esos ingredientes podría haber sido como Albert Hammond, un tipo que nació en Gibraltar, bilingüe en sus interpretaciones y que aun nos canta ‘Nunca llueve al sur de California’ (y que aprendimos en un inglés macarrónico, pero en inglés). Mabel es otra cosa, hace un tipo de música con seguidores de largo pero poco pachanguera, con escasa garra para hacerse con los galones de los hits veraniegos que lanzaban los reyes del género como Georgie Dann, King África, Chayanne o la eterna Raffaela Carrá. Y es que no hay nadie que no se sepa sus canciones, que no las pida en una boda o que no se alegre, se sonría y su cerebro se ponga a mil entre recuerdos, cuando las escuchas de fondo en alguna peluquería, tienda o establecimiento, con lo que antes era Hilo Musical y hoy se llama Spotify.

Éxitos como ‘Con altura’ de Rosalía; ("Esto es pa’ que quede, lo que yo hago dura", canta ella). ‘Me quedo’ de Aitana y Lola Índigo, la colaboración de Mahmood con Maikel Delacalle llamada ‘Soldi’ o ‘Tal vez’ de Paulo Londra se mueven mucho, pero ninguno termina de arrancar. Y luego está el reguetón, tan, tan, tan... para quien le guste.

Con Village People, su creador Henri Belolo ha vendido más de 100 millones de discos

Puede que nos falte alguien como Henri Belolo, creador de Village People, uno de los pioneros de la música disco, nacido en Casablanca (Marruecos) en 1936. Un tipo que a los 20 años se mudó a París, donde trabajó como DJ, como productor musical en el sello ‘Barclay’ y como buscador de talentos para Polydoy Records en donde también organizó conciertos para artistas de talla internacional como James Brown y los Bee Gees. Su carrera tomó un punto de inflexión cuando se mudó a Estados Unidos en 1973. Con la complicidad de su amigo Jacques Morali (fallecido en 1991), también marroquí, estableció el sello Can’t Stop Productions y creó los grupos Familia Ritchie y Village People, con el que recibió un Premio Grammy en 1979 y que ha vendido más de 100 millones de discos desde su fundación. Belolo, que falleció el pasado día 3, contribuyó de manera decisiva a dar visibilidad a la comunidad LGTBI, aunque él era heterosexual. Y aun hoy cantamos y bailamos como locos todo lo que escribió y produjo.

Puede que esta orfandad se deba a que no es muy fácil llegar a hacer un ‘Delilah’ ("Dilaila", decíamos) de Tom Jones, ‘El Tigre de Gales’, un señor con una voz imponente que impactó al mismísimo Prince con quien cantaba ‘Kiss’ y que te arrastraba a bailar y levantar instintivamente los brazos y moverlos de derecha a izquierda ladeando la cabeza.. ‘Delilah’, un tema de 1969 que aun anda rondando.

música canción verano
El Dúo Dinámico, en una de sus últimas actuaciones en Zaragoza.
Raquel Labodía

Los tiempos cambian, los estilos también, pero las canciones del verano viven siempre y nos dan muchas satisfacciones: ‘Macarena’ (Los del Río), Aserejé (Las Ketchup), ‘Me colé en una fiesta’ (Mecano), ‘Yo quiero bailar’ (Sonia y Selena), ‘María’ (Ricky Martin), ‘Salomé’ (Chayanne), ‘Que la detengan’ (David Civera), ‘Hay que venir al sur’ (Raffaela Carra), ‘A quién le importa’ (Alaska y Dinarama), ‘Aquí no hay playa’ (The Refrescos)... ‘sí que ahora, cante conmigo eso tan nuestro del Dúo Dinámico: "Nunca, nunca, nunca, nunca más / sentiré tanta emoción / como cuando a tí te conocí/ y el verano nos unió".

Etiquetas
Comentarios