Sociedad

Miki Nadal, condenado por vejaciones a su mujer

El humorista aragonés y su esposa están en pleno proceso de separación matrimonial.

Miki Nadal y Carola Escámez se casaron el pasado fin de semana
Miki Nadal y Carola Escámez, en su boda, celebrada hace cinco años
Twitter

El humorista aragonés Miki Nadal y su esposa, Carola Escámez, están embarcado en un complicado proceso de separación matrimonial. Según se supo la semana pasada, la pareja ya no comparte casa, y el cómico -que creció entre Pedrola y Zaragoza- habría dejado el domicilio familiar para instalarse en un apartamento al norte de Madrid.

Pero además, y según han hecho público este lunes varios medios, el aragonés ha sido condenado por vejaciones leves a su todavía mujer, delito por el que tendrá que realizar trabajos a la comunidad. No obstante, la sentencia es recurrible y Nadal ha puesto el asunto en manos de sus abogados.

Nadal y Escámez se casaron en junio de 2014 y un año después nació su única hija, Carmela.  En 2017, los rumores de crisis comenzaron a rodear a la pareja. Ese año, la campeona olímpica de tiro al vuelo perdió al bebé que esperaba, lo que -según los mismos medios- la sumió en una depresión que afectó a su matrimonio. "Íbamos a ser 4, pero no ha podido ser. Embarazo ectópico. No he empezado bien el año pero después de la operación de hoy mi salud está mucho mejor y casi fuera de riesgo", escribió ella misma en su cuenta de Instagram. 

Para colmo, las relaciones de Nadal con su familia política se enturbiaron hasta tal punto que, el año pasado, la madre de Escámez puso una denuncia alegando que no le permitían ver a su nieta.

Al parecer, revelan las mismas fuentes, la familia de la esposa de Nadal nunca vio con buenos ojos la relación entre ambos. Escámez es hija del exfutbolista del FC Barcelona Julio Alberto y sobrina nieta del banquero y marqués de Águilas, Alfonso Escámez.

El distanciamiento entre ambos se hizo manifiesto la semana pasada, cuando la deportista, que es muy activa en las redes sociales, eliminó de su cuenta de Instagram las últimas fotos que había colgado y en las que aparecía su esposo.

La condena conocida ahora parece evidenciar que, esta vez, la separación sería definitiva. 

Etiquetas
Comentarios