Despliega el menú
Sociedad

Heraldo Saludable

Diodo, alejandrita, soprano... ¿con qué láser me depilo?

Atrás quedaron los tiempos en los que una sesión era cara y de larga duración. Ahora hay variedad de técnicas para todo tipo de pieles y existen aparatos para depilarse en casa.

Es necesario elegir bien el tipo de depilación.
Es necesario elegir bien el tipo de depilación.
Pixabay

Por fin llega el buen tiempo, tras meses de frío y manga larga, y quien más quien menos se pone a punto para afrontar los días de sol. El calor, la playa, la piscina... vienen acompañados de un cambio de armario, y para lucir vestidos o pantalones cortos nos aseguramos antes de que la piel está en buenas condiciones y sin rastro de vello. Así que toca depilarse, y este procedimiento ya hace tiempo que dejó de ser exclusivamente femenino. Lo más socorrido siempre ha sido la cuchilla, aunque tiene sus pros y sus contras, y la cera, tanto caliente como fría, siempre ha sido una solución recurrente. Pero existen tratamientos definitivos para olvidarse del vello por siempre jamás. ¿Cómo funciona la depilación láser? ¿Es efectiva? ¿Cuántos tipos existen? ¿Es peligrosa para algunos tipos de piel? Cuestiones y más cuestiones. Para saber más, siga leyendo.

La depilación láser se lleva a cabo desde 1994, y es un método basado en la eliminación del vello de forma permanente mediante la emisión lumínica del láser. El láser, entre otras muchas, tenía como utilidad médica la eliminación de verrugas o lunares, y los dermatólogos se dieron cuenta de que el vello también desaparecía. Había nacido la depilación definitiva.

Aquellos primeros tratamientos solo los hacían los médicos, eran procedimientos muy largos y costosos (una sesión podía durar cuatro horas y costar 900 euros). Décadas después, la variedad de láseres y la gran oferta han reducido la depilación a una indolora cita de escasos minutos y de en torno a los 45 euros por sesión.

Cuenta Idoya Garuz, técnico en láser en Clínicas Láser Fusión de Zaragoza, que el láser con diodo es el más efectivo porque trabaja en la longitud de onda más larga, entre 800 y 810 nanómetros. Eso permite que la luz penetre a más profundidad en el folículo piloso, y por tanto se elimina de forma más efectiva el vello. Para esta experta, se trata de un láser muy indicado para el pelo negro y grueso, y está admitido en tipo de pieles, desde fototipo I, (personas muy pálidas, generalmente pelirrojas, con una piel que casi siempre se quema, apenas se broncea y suele sufrir reacciones fotoalérgicas al exponerse a la luz solar directa), al fototipo V (pieles muy amarronadas y oscuras que se pigmentan con mucha facilidad, de forma prácticamente inmediata).

El láser Alejandrita proporciona su longitud de onda de 755 nanómetros, lo que hace que su eficacia sea mayor en personas con piel clara, de fototipos de II a IV, y pelo oscuro o castaño, que es el perfil más predominante en nuestro país. Como contrapartida, no resulta eficaz en pieles oscuras y bronceadas ya que la luz láser se puede dispersar por las células epiteliales ante la elevada concentración de melanina y, consecuentemente, provocar quemaduras. Tampoco es lo suficientemente eficaz en vellos claros y finos. Garuz asegura que se necesitan más sesiones para lograr resultados efectivos y, según su experiencia, es más indicado para mujeres que para hombres.

El láser Soprano es uno de los últimos en llegar. Especialmente indicado para pieles bronceadas, se puede realizar con total seguridad en pieles fototipo V que han tomado el sol y pese a todo no se corre el riesgo de sufrir quemaduras, como sí puede ocurrir con el diodo o el láser alejandrita. Proporciona un tratamiento bastante indoloro y es muy eficaz para hacer desaparecer el pelo fino.

La tecnología SHR está de moda porque no duele. Consiste en la eliminación de pelo por calentamiento. A diferencia del diodo, que lo elimina porque la luz del láser es atraída por la melanina que contiene, el SHR actúa por calentamiento de la piel. La luz se conduce a través de la piel y llega al folículo piloso y lo va eliminando. Para Garuz, no es tan efectivo como el diodo y se necesitan más sesiones, pero últimamente es el más demandado porque no hace daño.

¿Para todo el cuerpo? La depilación con láser puede hacerse en todo el cuerpo y a la hora de elegir un tipo de tratamiento u otro no importa tanto la zona a tratar como el fototipo de piel. Además, conviene tener en cuenta que hay zonas en las que es más difícil de eliminar el vello por causa hormonal; por ejemplo, en la cara suelen necesitarse más sesiones que en las axilas, las ingles o las piernas.

Eso sí, olvídese de hacer desaparecer el pelo blanco, tanto si es una cana como el vello facial decolorado por causas hormonales. Idoya Garuz explica que, al menos de momento, no hay láser que los quite porque no tienen melanina, por lo tanto la luz del láser no tiene objetivo diana. Para este tipo de vello es más efectiva la depilación eléctrica.

¿Cuántas sesiones son necesarias? Nunca se puede garantizar un número exacto, pero, en cualquier zona corporal, en los hombres son necesarias un mínimo de 14 a 16 y en las mujeres, de 10 a 12, y a partir de 12-14 en la zona facial, porque es muy hormonal. También es muy importante respetar los tiempos del tratamiento indicados por los especialistas, para no quemar la piel por no dejarla descansar entre sesiones.

¿Se puede hacer durante el verano? Hubo un tiempo en el que solo era recomendable proceder fuera de los meses de verano porque estaba absolutamente desaconsejado que la piel se expusiera a la luz solar bajo riesgo de que aparecieran manchas o quemaduras. Actualmente, esos problemas se han superado. En láseres como el soprano es altamente seguro realizarse una sesión, y tampoco da problemas el diodo, siempre y cuando el tratamiento se haga como mínimo una semana antes y otra después de haber tomado el sol. Por supuesto siempre ha de aplicarse protección solar, tanto antes de la sesión, porque nunca se trabaja sobre una piel enrojecida o quemada, como después, para evitar problemas.

Y por supuesto, es aconsejable ponerse siempre en manos de profesionales y cerciorarse de que los equipos utilizados están en buen estado y perfecto uso.

¿Y en casa? Existen en el mercado gran variedad de aparatos de depilación láser para uso doméstico, aunque antes de aventurarse es necesario informarse bien de los riesgos y de cómo funciona el sistema elegido para que no haya problemas. Hay modelos de depiladoras de luz pulsada muy precisos para eliminar el vello del rostro, y otros que tienen el cabezal más ancho para cubrir áreas más extensas. A la hora de adquirirlos es preciso determinar qué zona quieres tratar, qué tipo de pelo y piel se tiene y en consecuencia cuál es el aparato más idóneo. Y es necesario tener especial cuidado al depilar la cara, sobre todo las cejas, porque la incidencia del láser en los ojos puede producir efectos permanentes.

Etiquetas
Comentarios