Sociedad

Heraldo Joven

formación

Seis preguntas a las que debes responder para elegir con sabiduría qué estudiar

La decisión no es fácil: ¿ a qué quieres dedicarte el resto de tu vida?

La asesoría de estudios del Cipaj ofrece una serie de consejos para escoger la rama de estudios.
La asesoría de estudios del Cipaj ofrece una serie de consejos para escoger la rama de estudios.
Unsplash

Nuestro día a día es una cadena de toma de decisiones: cuando te levantas por la mañana, decides en qué taza te pones el desayuno, qué ropa ponerte, si ir a estudiar en bicicleta, andando o en autobús. En estas ocasiones la decisión es sencilla, casi automática. Pero, ¿qué ocurre con esas otras decisiones que son mucho más complejas? ¿Qué pasa cuando tienes que decidir qué rama de estudios escoger, qué ciclo formativo empezar, si cursar uno u otro máster...? Si además tenemos en cuenta que cada día la oferta educativa es mayor, la decisión se hace todavía más difícil. Lo más normal es que en este momento tu cabeza sea un torbellino de dudas e interrogantes sobre tu futuro agolpadas todas juntas.

Cuando tomamos una decisión, tenemos que elegir, escoger una opción: por eso tomar buenas decisiones implica dedicación y tiempo. Y, en este proceso, es positivo dudar, pues desde la duda, la decisión que tomamos es reflexionada.

Desde la Asesoría de Estudios del CIPAJ queremos proponerte una serie de preguntas cuyo objetivo es abrir un espacio de reflexión que te servirán para guiarte y poner tus ideas en orden más fácilmente, tomando tu elección de manera meditada.

1. ¿Qué quiero hacer?

Se trata de pensar en tus aspiraciones a corto plazo: quiero seguir con unos estudios superiores, quiero incorporarme al mundo laboral cuanto antes, quiero formarme, pero no puedo dedicarme a ello a tiempo completo... en definitiva, de fijarte una meta. En este punto es muy importante ser consciente de los esfuerzos que estás dispuesto/a a asumir: duración del periodo de formación, dificultad de las distintas opciones, desplazamientos, estudiar fuera de tu ciudad...

2. ¿Quién soy?

Conócete a ti mismo/a. ¿Cuáles son tus habilidades? ¿En qué destacas? ¿Cuáles son tus asignaturas preferidas? Quizás tengas una gran imaginación espacial, capacidades sociales y de liderazgo, capacidad de persuasión, razonamiento numérico o tengas aptitudes artísticas. Descubre en tu día a día qué es lo que mejor se te da, con qué disfrutas, en qué sobresales. Una buena forma de descubrirlo es realizar actividades no formales: cursos, actividades deportivas, voluntariado… Ten la mente abierta, anímate a descubrir nuevos ámbitos, déjate seducir por campos que no imaginarías que te pudieran gustar. Prueba cosas diferentes y permítete experimentar.

Pregunta a las personas que te quieren y te conocen bien: tu familia, tus amigos… pueden descubrirte cosas de ti en las que nunca te habías fijado.

3. ¿Qué información tengo de los estudios que me pueden interesar?

La información es la base para tomar cualquier decisión. Para decidir bien no basta con disponer de mucha información, sino que es necesario seleccionarla, analizarla, relacionarla con otros factores y valorarla. Debes pararte a valorar todas las alternativas posibles, lo que implica una ardua e importante tarea de investigación, para evitar sorpresas y expectativas sobre los estudios que luego no se corresponden con la realidad. Resulta fundamental que conozcas todas las opciones que se te ofrecen: para ello utiliza diferentes fuentes de información, revisa los planes de estudios, las asignaturas o módulos que vas a cursar. Si estás decidiendo qué universidad escoger, sería recomendable que te acercaras a ver el campus universitario, instalaciones y servicios de los que dispone...

Es importante que conozcas los requisitos de los distintos estudios, tanto los de carácter académico (saber qué titulación es necesaria para entrar, si existe posibilidad de realizar una prueba de acceso en caso de no cumplirlos…) como los económicos (si estudiarías en un centro público o privado, fuera de casa, con oferta de becas…).

4. ¿Qué es importante para mí en un trabajo?

Cada persona tenemos unos valores distintos: cumplir una función social, lograr prestigio y reconocimiento social… Quizás valores desempeñar un trabajo rutinario y supervisado, o, por el contrario, te gusta la independencia y asumir responsabilidades; o puede que lo que te motive sea tener un buen sueldo y seguridad en la ocupación. Reflexiona sobre lo que para ti es más importante.

5. ¿Cuál es el perfil de la ocupación que me interesa?

El perfil de la ocupación viene definido por una serie de variables como son: familia profesional a la que pertenece la ocupación, funciones o tareas que se desarrollan… Aquí la pregunta es: ¿de qué me imagino trabajando? En salud, educación, TIC, banca y finanzas… Un medio útil para aproximarnos al conocimiento del perfil de ocupaciones es contactar con personas de nuestro entorno o conocidos de amigos o familiares que trabajan en ocupaciones relacionadas con nuestro interés o visitar blogs de profesionales.

6. ¿Qué posibilidades ofrece el mercado laboral?

Según la zona en la que vivimos, existen ciertos estudios que pueden proporcionarnos más posibilidades de trabajo que otros. Es importante analizar la situación e informarte sobre el mercado laboral de tu región.

Si necesitas más información u orientación, la asesoría de estudios del Cipaj las ofrece de forma anónima y gratuita. Además, el miércoles 29 de mayo a las 19.00 tendrá lugar la charla 'Hablamos D... Claves para diseñar mi futuro profesional', a cargo de Espacio Mente y Salud, en la Casa de los Morlanes. La entrada es libre hasta completar aforo, por lo que para asistir debes inscribirte en el formulario.

Etiquetas
Comentarios