Sociedad

educación 

Las 10 competencias emocionales que debes desarrollar en tu familia

La familia es ante todo un espacio emocional, un sistema de emociones y sentimientos, de necesidades y expectativas, que debe proporcionar equilibrio emocional y autonomía a todos y cada uno de sus miembros.

Los niños, por definición, no pueden adquirir un total control de sus impulsos hasta la mayoría de edad
Los niños, por definición, no pueden adquirir un total control de sus impulsos hasta la mayoría de edad
Freepik

La familia debe cuidar de la educación emocional de padres e hijos de forma individual y colectiva. A continuación, analizamos las diez competencias emocionales individuales y colectivas más importantes a desarrollar.

1 AUTONOMÍA

Es la principal competencia emocional a desarrollar por la familia. Cada uno de sus miembros tiene una personalidad diferente y la familia debe procurar que de forma individual alcancen ese nivel de autonomía, en función de la edad. Autonomía para cada uno de los hijos, pero también autonomía de los padres por separado.

2 SEGURIDAD PERSONAL

Si bien la autonomía de los miembros es la más importante competencia emocional, esta no puede llegar a desarrollarse sino es en un ambiente de seguridad personal. En tal sentido, la familia debe procurar esa confianza básica que hace que puedan por sí mismos superar los miedos.

3 AUTOESTIMA

La autoestima de las personas adultas no es más que un reflejo de la autoestima de cuando éramos niños. Podríamos decir que la autoestima básica se genera en los tres primeros años de vida. De ahí que la familia deba ser un espacio de reconocimiento, seguridad y exigencia que desarrolle un autoconcepto positivo.

4 AUTOCONTROL

Los niños, por definición, no pueden adquirir un total control de sus impulsos hasta la mayoría de edad. Sin embargo, los pequeños, y también los adultos, deben conocer y respetar los límites que una situación de convivencia exige.

5 CREATIVIDAD

Si bien los miembros de la familia deben adaptarse a unas normas de convivencia establecidas, no debe olvidarse que cada uno tiene un perfil de inteligencia diferente, dentro de las inteligencias múltiples, y que a través de actividades, espacios y responsabilidades debe ser desarrollado.

COMPETENCIAS RELACIONALES

Pero, además de las competencias emocionales individuales, la familia debe procurar la educación emocional de las competencias relacionales:

6 ASERTIVIDAD

Es la competencia emocional interpersonal equivalente a la autonomía. Las familias debemos procurar fomentar un estilo de relación que no sea ni tímido ni agresivo, sino que sepa hacer valer sus valores y opiniones en un clima de diálogo y respeto con otras personas.

7 COMUNICACIÓN 

La comunicación emocional es uno de los elementos esenciales en la educación emocional de sus miembros. Dentro de esta competencia la ‘escucha activa’ se muestra como la forma más eficaz: consiste en escuchar más que hablar y acompañar las palabras de la otra persona.

8 EMPATÍA

Si la autonomía era la competencia individual esencial, la empatía es la competencia interpersonal más importante. Básicamente, empatía significa ‘sentir con el otro’, entender su tristeza, celebrar sus éxitos, acompañar su soledad o disfrutar de su compañía.

9 RECONOCIMIENTO

La fórmula más eficaz para incrementar las emociones y sentimientos positivos en el resto de los miembros de la familia es el reconocimiento de las conductas acertadas. Como dice el doctor Bisquerra: "Debemos estar a la caza de las acciones bien hechas para reconocerlas".

10 LÍMITES

Establecer límites es la manera de conseguir la autonomía personal y la aceptación social de los miembros de la familia. Todos ellos, sin distinción, deben aceptar las normas establecidas y estas deberán ser consensuadas siempre que la capacidad de los miembros lo permita.

Etiquetas
Comentarios