Despliega el menú
Sociedad

brasil

Dos gemelos idénticos tendrán que pagar a medias la pensión de un bebé

Un juez brasileño reparte entre ambos hermanos la manutención de la niña, al no poder determinar quién es el verdadero progenitor.

Los gemelos tendrán que hacerse cargo de la pensión de la niña.
Los gemelos tendrán que hacerse cargo de la pensión de la niña.
HA

Fernando y Fabrício practican desde pequeños un juego: hacerse pasar el uno por el otro. Son gemelos y decidieron que cambiarse de identidad para volver locos a los padres, profesores, compañeros de clase o de juegos era una excelente manera de matar el tiempo en Cachoeira Alta, una localidad de unos 8.000 habitantes situada al sur de Brasilia. Cuando entraron en la adolescencia, decidieron darle una vuelta de tuerca a su estratagema. ¿Por qué no aplicamos la misma técnica para ligar más? De esta manera, podían estar con la misma chica los dos a la vez sin que ella lo supiera. A los muchachos la idea les parecía 'graciosísima', hasta que se les fue de las manos. Una de sus conquistas, Valéria, se quedó embarazada. Nació Mariana y la madre fue a reclamar sus responsabilidades a Fernando, con quien había mantenido relaciones durante una temporada. O no. Porque cuando le preguntó, le dijo que quien había estado con ella era su hermano. Y Fabrício le llevó la contraria a su gemelo, diciendo que fue Fernando.

El trío acabó en los tribunales, ya que Valéria denunció a Fernando. Los gemelos siguieron la misma estratagema, la de culparse el uno al otro. Creían que con esta farsa se iban a librar de las cargas parentales. Pero el juez Filipe Luís Peruca se convirtió en una versión 2.0 del rey Salomón: repartió la paternidad entre los dos hermanos. Fernando y Fabrício -nombres ficticios dados por el Tribunal de Justicia de Goiás, el Estado del centro de Brasil donde se ubica Cachoeira Alta- deberán pagar cada uno a Valéria -también nombre falso- el 30% del salario mínimo del país en concepto de manutención. Si esta cantidad es de 998 reales (unos 230 euros), cada gemelo deberá pagar una pensión mensual de 299 reales (69 euros).

"Uno de los dos hermanos, de mala fe, trata de ocultar su paternidad", razona el juez Peruca en su sentencia. "La justicia debe reprimir estos comportamientos deshonestos (...), que socavan el derecho de reconocimiento de la paternidad, un derecho constitucional inalienable, intrínsecamente ligado a la dignidad de la persona humana", agregó, además de justificar esta decisión por el "bien del menor". Para intentar aclarar el entuerto se interrogó a los dos hermanos, que ahora tienen 31 años, para que confesasen. También se le realizó la prueba de ADN a Fernando y resultó positiva -al 99,9%-, pero no quiso reconocer a Mariana como hija alegando que el padre era su hermano, que lo negó. Y el ADN no puede deducir el entuerto: al tratarse de gemelos monocigóticos (de un solo óvulo fecundado), tienen la misma identidad genética.

"Me contó que tenía un hermano gemelo, pero no le llegué a conocer. Ahora no me fío de nada", indicó Valéria, que comenzó a dudar de la identidad de Fernando cuando se presentó montado en la motocicleta amarilla de Fabrício. "Es una actitud muy triste porque ellos saben la verdad. Se aprovechan de su parecido para huir de sus responsabilidades", señaló la madre.

El tribunal brasileño también recordó que hubo un caso parecido hace doce años en Estados Unidos, cuando Holly Marie Adams se relacionó con los gemelos Raymon y Richard Miller y tuvo una hija. Las pruebas de laboratorio tampoco aclararon nada y el caso acabó en el Tribunal Supremo. Los jueces determinaron que el padre era Raymon por tres motivos: la madre le reconoció como padre, no estaban intentando engañarla y la niña le quería como padre.

Etiquetas
Comentarios