Despliega el menú
Sociedad

Sucesos

Un pasajero borracho obliga a intervenir a la Policía en un autobús de línea de Tudela

Las llamadas de otros compañeros de viaje que se quejaban de su comportamiento obligaron a los agentes de la Policía Foral de Navarra a pedir que se bajara del vehículos.  

tudela
Estación de autobuses de Tudela
Heraldo

Hay muchos tipos de fiestas, pero la que ha montado un viajero de un autobus de línea en la localidad navarra de Tudela es muy especial. Tan especial, que ha requerido la actuación de la Policía Foral de Navarra, ante las quejas del resto de pasajeros por el lío montado en el vehículo público. Con una buena dosis de alcohol, el viajero dejó constancia de su estado ante el resto de los alucinados viajeros, que no podían salir por piernas y tenían que aguantar íntegra la actuación del individuo.  

Así, alguno de estos pasajeros molestos por la actuación del protagonista de la historia, que mostraba claros signos de estar ebrio, dieron aviso a la Policía Foral, cuyos agentes acudieron y le conminaron a bajar del vehículo para seguir la fiesta en otro lugar donde no molestara a terceros.  

La propia Policía Foral ha dejado constancia de la travesura del pasajero en su cuenta de Twitter. Así describen los agentes el episodio: "Recientemente nos llaman por un viajero que estaba montando su propia fiesta en un autobús de ruta influenciado por alcohol. Le invitamos a seguir la juerga en tierra y a usar otro medio de transporte cuando tuviera más ganas de respetar al resto de usuarios".  Acompañan estas palabras con un vídeo que da medida del estado del protagonista de la historia.  

Etiquetas
Comentarios