Despliega el menú
Sociedad

educación

'Sexting'. Antes de darle a ‘enviar’, ¡piénsatelo!

Invitar a los más jóvenes a reflexionar sobre los peligros del ‘sexting’, compartir imágenes de contenido sexual en internet, y el valor de su privacidad es el objetivo de la campaña ‘#NOesSoloUnaFoto’

Los vídeos reflejan los dos perfiles del ‘sexting’: el del adolescente que pide la foto íntima y luego puede difundirla y el del que la manda.
Los vídeos reflejan los dos perfiles del ‘sexting’: el del adolescente que pide la foto íntima y luego puede difundirla y el del que la manda.
Movistar

Una vez más, los datos son contundentes y dan la voz de alarma: el 19% de menores españoles, de 11 y 12 años, dicen haber recibido mensajes de contenido sexual a través de la red, porcentaje que alcanza el 34%, en la franja de 13 y 14 años, y se dispara hasta el 42% entre los jóvenes de 15 y 16 años. Son cifras del informe realizado por ‘Net Children Go Mobile’, financiado a través del ‘Safer Internet Programme’ de la Comisión Europea, para investigar el uso y acceso a internet de los más jóvenes, corroboradas por la revista ‘JAMA Pidiatrics’, publicación de la Asociación Médica Americana, cuando afirma que uno de cada siete jóvenes envía mensajes de tipo sexual (eróticos o pornográficos) y uno de cada cuatro, los recibe.

Hablamos de ‘sexting’

Está claro, hablamos de ‘sexting’, el envío de este tipo de imágenes propias –los chavales se muestran desnudos o semidesnudos– a través de la red, utilizando sus móviles, tablets, webcam del ordenador... Y, lo peor de todo: "Estamos ante un fenómeno creciente, que afecta cada día a personas más jóvenes, ya en la preadolescencia", afirma Paula Valle del Pino, responsable de Proyectos de Bienestar Digital y Protección del Menor en Telefónica. "Y, aunque el ‘sexting’, en sí mismo, no es un delito, ya que presupone una voluntariedad, tanto en la creación como en el envío de estos materiales, tenemos que dejarles muy claro a los jóvenes –insiste Paula– que sí es una práctica de riesgo".

Evidentemente, mandar la foto no es un delito, nos explica, pero, cuando alguien hace o tiene imágenes de un tercero, con contenido de carácter íntimo, y las utiliza sin su consentimiento..., la maquinaria de la justicia se pone en marcha para exigir responsabilidades. ¿Que dónde está el riesgo? "Pues en que, una vez enviadas las fotos, estas pueden ser utilizadas de forma muy dañina por los demás", responde la responsable de Protección del Menor de Telefónica.

El 42% de menores españoles de 15 y 16 años han recibido mensajes de contenido sexual a través de la red

Al tratarse de contenidos íntimos, su difusión conlleva, sin duda, una "pérdida de privacidad", de modo que se produce "un daño en la reputación de la víctima". "¡Y no solo eso!», exclama Paula, ya que pueden generarse "situaciones realmente graves de ciberacoso, extorsión y chantaje –exigiendo una recompensa económica a cambio de no difundir ese material o pidiendo más–; y también problemas psicológicos: ansiedad y falta de confianza en las relaciones; e, incluso, riesgos físicos –concluye–, ya que el agresor podría llegar a contactar con la víctima de manera real, es decir, fuera de la red".

‘#NOesSoloUnaFoto’

La sociedad, en general, y en particular la escuela, es consciente de que estamos utilizando mal la tecnología y de que necesitamos aprender a convivir con ella de manera responsable, sobre todo, los adolescentes. Y, como esta es tarea de todos, el equipo de jóvenes del Talentum Lab de Multimedia de Telefónica –que representan, de alguna manera, sus inquietudes– ha desarrollado dos vídeos, que invitan a los menores a pensar, a reflexionar, sobre el daño que pueden causar esos contenidos que comparten en la red, antes de darle al ‘enviar’, y que son el núcleo de ‘#NOesSoloUnaFoto’, la campaña digital de sensibilización sobre el ‘sexting’ con la que Movistar se sumó, el pasado 5 de febrero, a la celebración del Día de Internet Segura.

"Una vez enviadas las fotos pueden
ser utilizadas
de forma muy dañina"

Los vídeos reflejan los dos perfiles del fenómeno ‘sexting’: el del adolescente que pide la foto íntima y luego puede difundirla y el del que la manda. "¿Le mandará ella la imagen, confiando en su amigo o pareja? ¿La reenviará él a sus contactos o respetará la privacidad?", se preguntan. Ambos vídeos pueden verse y trabajar con ellos en el site de Movistar 'Dialogando.com', un portal que ofrece a las familias, docentes y a los propios adolescentes recursos para prevenir y detectar una situación de riesgo o actuar cuando se produce. A través de ‘Dialogando.com’ "queremos apoyar a las familias para que se conviertan en mediadoras en esa educación digital responsable que tanto necesitan sus hijos", apunta Paula Valle del Pino, porque, "aunque nada puede sustituir su labor –continúa–, el mundo de las redes sociales, las ‘apps’, los ‘smart devices’ o la realidad virtual evoluciona tan rápido que es difícil mantenerse al día y necesitamos herramientas para aprender a sacarles el máximo partido, en un entorno seguro".

Un comité de expertos

El apoyo llega a familias y docentes a través de artículos, vídeos, entrevistas... refrendados por un comité de expertos, que nos ayudan a estar a la vanguardia en estas temáticas". En este caso, en ‘Dialogando.com’, hablan sobre ‘sexting’: Mar Castro, pionera en investigación y difusión de NETiqueta en España (‘Sexting, de la intimidad a la extimidad’); Ofelia Tejerina, abogada TIC (‘Sexting y a prisión’); Jorge Flores, fundador y director de ‘Pantallas Amigas’ (‘Sexting, una práctica de riesgo que necesita un discurso responsable’); y la periodista Paula Sendín Rodríguez (‘Arriesgadas formas de cortejar por internet’). Y, por supuesto, a través de su pestaña ‘contacto’, el portal está abierto a todos y a cualquier tipo de consulta, duda, propuesta o solicitud de ayuda.

"Tienen que saber que lo que suben a la red
se queda en ella, que no se borra"

Otro de los aspectos que destaca Valle del Pino es que ‘Dialogando.com’ no es un proyecto local, sino que cuenta con un amplio abanico de expertos internacionales, "que enriquece muchísimo las reflexiones", ya que esta iniciativa digital se ha implantado en 15 países de América Latina. «Los retos son globales para todos –argumenta la experta–. Pero, aunque los abordemos desde diferentes perspectivas, todas las soluciones pasan por una: educar desde edades tempranas".

A través de diferentes investigaciones, en España y en América Latina, sobre cómo usan los menores la tecnología y la percepción que de ello tienen padres y educadores "nos dimos cuenta –afirma Paula– de que entre las familias había mucho desconocimiento y de que necesitábamos formarlas, precisamente, para abordar estos nuevos retos digitales".

Otras iniciativas digitales

Esta campaña de sensibilización sobre los riesgos del ‘sexting’ viene avalada por otras iniciativas precedentes de éxito, como ‘Love Story’, en la que se alertaba sobre el riesgo de la suplantación de identidad en la red; ‘Dominó’, para poner freno al ciberacoso; ‘#StopViolenciaEnRedes’, sobre el respeto en el deporte; ‘10 pasos para la tolerancia en Internet’, que aboga por una red tolerante; y #ControlarNoesAmar, para alertar de los riesgos del cibercontrol.

"Llevamos más de 10 años velando por la protección al menor y el uso responsable de la tecnología desde diferentes ámbitos, creando alianzas y colaborando en grupos de trabajos sobre protección del menor y con las Fuerzas de Seguridad del Estado para bloquear ciertas imágenes que pasan por nuestras redes", explica Valle del Pino, que avanza que "su prioridad", en estos momentos, es lograr que "el sistema de protección de control parental venga ya instalado de fábrica y por defecto en todos los terminales, formando parte del propio sistema operativo, para garantizar la seguridad de los menores".

Una manera adulta de ligar

¿Pero –y volviendo al tema que tanto preocupa–, por qué atrae el ‘sexting’ a los menores? Sin duda, a los más jóvenes, "les falta cultura de privacidad y están claramente influenciados por modelos sociales que fomentan el exhibicionismo; sin olvidar que tienen mucha impulsividad y poca reflexión, lo que les lleva a minimizar los riesgos y a no ser conscientes de las repercusiones que puede tener", responde la responsable de Protección del Menor en Telefónica. "Los jóvenes –continúa– lo ven como una manera adulta de ligar; como una prueba de confianza en la pareja. Confían en la discreción del destinatario del contenido". Y conviene recordar lo importante, lo vital, que resulta para los adolescentes "impresionar a sus amigos, ganar notoriedad y ser aceptados por su grupo de iguales".

La privacidad, un valor en la vida

Llegados a este punto, se impone la gran pregunta: ¿qué podemos hacer, como debemos actuar padres y docentes para prevenir esta y otras conductas similares de riesgo? Es evidente, reflexiona Paula Valle del Pino, que "debemos concienciarles en el uso responsable de la tecnología y promover el cuidado de la privacidad. Tenemos que ser capaces de fomentar la privacidad como un valor importante en nuestra propia vida y mostrarles las repercusiones de gestionarla de manera inadecuada". Nuestros adolescentes, indica, "tienen que comprender que la imagen es un dato personal y que no se puede distribuir por las redes sin consentimiento de su autor". Otras recomendaciones que debemos tener en cuenta, a la hora de actuar, pasan por promover la reflexión antes de compartir cualquier contenido, porque "lo que subes a la red –sentencia– se queda en ella"; no ser cómplices ni fomentar la difusión de estos contenidos; desarrollar la autoestima y las habilidades sociales, y enseñarles a no ceder a chantajes ni a la presión social; propiciar un ambiente de confianza, comunicación y apoyo de la familia; y, por último, mucho "sentido común" y, si la cosa se pone fea, buscar ayuda y denunciar a las autoridades.

"Solo si colaboramos todos –concluye– conseguiremos trasladar las normas básicas de educación y respeto al mundo digital para desenvolvernos sin miedos y de manera exitosa como buenos ciudadanos digitales".

Para pensar:

Algunas cifras: el 42% de menores españoles de 15 y 16 años dicen haber recibido mensajes de contenido sexual a través de la red.

Las chicas se ofenden más: las chicas se suelen sentir más molestas –«muy» (7%) o «un poco» (10%)– por el ‘sexting’ que los chicos.

Exhibicionismo: a los más jóvenes les falta cultura de privacidad y están muy influenciados por los modelos sociales que fomentan el exhibicionismo.

Educación y respeto: hay que trasladar las normas básicas de educación y respeto al mundo digital.

El objetivo: desenvolverse sin miedo y llegar a ser buenos ciudadanos digitales.

Etiquetas
Comentarios