Despliega el menú
Aragón
Suscríbete

Heraldo Joven

Cinco consejos para frenar el 'sexting'

Los expertos alertan de que cada vez más niños y adolescentes lo practican y recomiendan no enviar imágenes sexuales ni comprometidas a través de las aplicaciones de mensajería.

Imagen de la campaña puesta en marcha por Pantallas Amigas.
Imagen de la campaña puesta en marcha por Pantallas Amigas.

En los últimos años, la palabra 'sexting' ha dejado de ser un vocablo desconocido para convertirse en un término que preocupa y mucho, sobre todo a los jóvenes que son víctimas de sus negativas consecuencias.

Según los últimos informes, la práctica del sexting aumenta cada vez más entre la población, especialmente entre niños, niñas y adolescentes que no son conscientes de los riesgos que esto conlleva, ya que puede ocurrir que muchas de estas personas, de manera inconsciente e imprevista, se conviertan en víctimas de sus propias imágenes.

Por este motivo, PantallasAmigas, una iniciativa que tiene como misión la promoción del uso seguro y saludable de las nuevas tecnologías, ha sacado al mercado una guía para conocer las medidas que estos jóvenes pueden adoptar para que las probabilidades de que sean victimizados sean mínimas.

Una guía en la que informan a los más adolescentes de que desde el momento en el que te sacas una fotografía erótica y se la envías a alguien mediante un móvil o Internet, se pierde inmediatamente el control sobre dónde podrá acabar algún día.

Estos son algunos de los consejos que se recogen en esta guía:

Lo más importante es saber que quien decida “sextear” lo tiene que hacer sobre una decisión libre, informada y meditada. Si te llega una foto o vídeo de algún conocido, no colabores en su expansión pues podría tener consecuencias graves tanto para él como para ti. No le solicites a nadie ese tipo de fotografías puesto que, aunque tú no tengas malas intenciones, alguna tercera persona podría hacerse con ellas y haceros mal a ti o a tu novio o novia. Piénsatelo antes de enviar. Lo que publicas 'on-line' o sale de tu propio móvil se convierte en irrecuperable, escapa para siempre de tu control y puede llegar a cualquiera. Recibir o tomar una imagen de una persona no te da derecho a distribuirla. El hecho de contar con una imagen en tu teléfono móvil no significa que tengas derecho a hacer con ella lo que quieras. Son cosas diferentes. Incluso si te dieron permiso para tomar la imagen, no significa que la puedas enviar a terceros.En el caso de ser víctima de alguno de estos delitos u otros similares, no dudes en denunciarlos a la policía 091, o la Guardia Civil 061.

Si eres menor de edad también puedes llamar al teléfono de ANAR, 900 20 20 10, que es una asociación que ayuda a los niños y adolescentes, y es anónimo, gratuito y confidencial; o al teléfono 900 018 018, si se produce en el entorno escolar.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión