Sociedad

Los padres de alumnos de Valencia tendrán que comprometerse por escrito a ayudarles con los estudios

El departamento de Educación del Gobierno valenciano prevé aprobar un documento en este sentido de firma obligada, aunque de carácter "simbólico"  por parte de las familias y de los centros.

Imagen de archivo
tirachard

Los padres de alumnos de Infantil, Primaria y Secundaria de la Comunidad Valenciana tendrán que firmar un contrato en el que se comprometen a ayudar a sus hijos a hacer los deberes. Así lo prevé la Consejería de Educación en los borradores de los dos reglamentos de los centros públicos de Infantil y Primaria y de Secundaria, que prevé regular las funciones de cada departamento de la escuela y de los agentes educativos.

Según publica 'Las Provincias', este texto, que se ha negociado ya con los sindicatos docentes de la mesa sectorial, será de obligada firma, si bien su carácter es "testimonial".

Según fuentes del departamento de Educación que menciona el citado diario, el escrito firmado por el centro y los padres pretende recoger los compromisos que cada familia y el centro para "garantizar la cooperación entre las acciones educativas de las familias y el centro en un entorno de convivencia, respeto y responsabilidad en el desarrollo de las actividades educativas".

Aunque esta especie de contrato tiene un gran carácter simbólico ha de servir, según dicen desde el departamento autonómico, servirá para "potenciar la participación de todos en el proceso de aprendizaje".

Es decir, entre las cuestiones que deberán asumir los padres desde casa estará el respeto al diferente y al resto de miembros de la comunidad educativa.

También se incluyen otras cuestiones como la obligación de llevar las tareas o deberes que mande el profesor, el fomento de los hábitos de estudio (en  el caso de Secundaria sobre todo)  o el compromiso a impulsar un uso racional de los dispositivos tecnoógicos.

En anteriores gobiernos han existido iniciativas de carácter similar, si bien la diferencia es que entonces tenían un caracter voluntario y excepcional.

Las polémicas sobre si los padres deben o no ayudar a los hijos a hacer los deberes, así como si deben llevar tareas del colegio a casa en la mochila, son habituales.

Etiquetas
Comentarios