Despliega el menú
Sociedad

¿Serías capaz de vivir con solo 100 cosas?

Cada día más personas instauran el minimalismo como forma de vida, eliminando todos los objetos que pueden ser prescindibles.

Esta tendencia promueve el minimalismo como forma de vida.
Esta tendencia promueve el minimalismo como forma de vida.
Freepik

“Menos es más”. Esta épica frase de Mies van der Rohe define a la perfección la esencia del minimalismo, la prueba de que la sencillez no está reñida con la personalidad. Esta filosofía, que el arquitecto aplicaba a sus proyectos, ha traspasado límites, llegando a convertirse en toda una forma de vida. Es una tendencia que se basa en la eliminación de todos los bienes que son completamente prescindibles, evitando así la dependencia material y emocional.

Partiendo de su mantra inicial ‘identifica lo esencial y elimina todo lo demás’, esta tendencia ha dado pie a multitud de iniciativas. Como el proyecto de 33 prendas, que consiste en reducir tu armario hasta dejarlo en lo básico, eliminando así los montones de ropa que nunca te pones y solo sirven para acumular polvo. Aunque, sin duda, uno de los proyectos más ambiciosos es el de conseguir vivir con solo 100 cosas o menos. Aunque a priori parecen muchas, esta cifra se reduce en cuanto se comienza a analizar la cantidad de elementos que se poseen. Este modo de vida tiene su origen en el libro ‘The 100 Thing Challenge’, del escritor estadounidense Dave Bruno. Una publicación que ha servido de inspiración a miles de personas en todo el mundo y ha incentivado retos como el de conseguir vivir con esta limitación de objetos durante un año. Si te estás planteando iniciar esta forma de vida te espera una ardua tarea, ya que debes deshacerte de todos los elementos que nunca usas y se engloban en una larga lista de ‘por si acaso’, que ni recuerdas.

Sin embargo, este método tiene multitud de beneficios: te permite evitar compras compulsivas, te hace saber lo que tienes, dónde lo tienes y es un alivio a la hora de realizar una mudanza, ya que no tendrás que llenar cajas y cajas con tus pertenencias. Pero, sin duda, la parte más positiva es que te enseña a valorar lo realmente importante, una máxima que se aplica también al ámbito personal, sabiendo apreciar el tipo de relaciones que tienes a tu alrededor, disfrutando de todo lo que estas te aportan y pudiendo reconocer los síntomas de las que resultan tóxicas.

Etiquetas
Comentarios