Despliega el menú
Sociedad

Estas son las tareas domésticas que tus hijos ya pueden hacer según su edad

Los más pequeños de la casa ya no son tan niños y, con apenas unos años, pueden formar parte del equipo familiar y aprender cómo se realizan las labores del hogar.

Aprender a ordenar su habitación es una tarea fundamental que los niños pueden hacer desde pequeños.
Aprender a ordenar su habitación es una tarea fundamental que los niños pueden hacer desde pequeños.
Freepik

La educación de los más pequeños de la casa es un proceso complejo y fundamental para su desarrollo. Todo el mundo comete errores en este cometido y atender a las necesidades de los niños es uno de los primeros pasos para errar un poco menos. Las tareas domésticas son un ámbito en el que también hay que educarles y, además, son muy recomendables para su crecimiento personal. Implicar a los más pequeños en estas labores fomenta su autonomía y aumenta su autoestima. Solo hay que saber cuál es la tarea que ya puede realizar según su edad.

Entre dos y tres años

Organizar los juguetes y la ropa. Aprender a ordenar el cuarto es una de las primeras tareas que pueden realizar. Hay que indicarles dónde deben guardar sus juguetes después de usarlos y, también, que deben llevar la ropa limpia hasta su cuarto y la sucia al cesto.  Comer solo. Experimentar con la comida, diferenciar las diferentes texturas y fomentar su autonomía son los tres beneficios de dejarle que coma solo. Es importante no meterle prisa.  Tirar las cosas a la basura. Hay que enseñarles que los desperdicios se desechan en un lugar en concreto. Entre cuatro y cinco años

Vestirse solo. El truco está en preparar su ropa la noche anterior pero dejar que sean ellos quienes se la pongan a la mañana siguiente.  Rutinas de aseo. Igual que vestirse, lavarse la cara, los dientes y desenredarse el pelo son unas tareas que ya pueden realizar solos. Además, así se fomenta una rutina de higiene diaria.  Poner y quitar la mesa y fregar con supervisión. Los utensilios donde se come no aparecen por arte de magia ni tampoco se limpian solos. Es el momento de dar las primeras nociones en este sentido.  Cuidar a la mascota. Por ejemplo, se puede empezar por servirle comida en el bol correspondiente. Aunque mantener a una mascota tiene sus gastos, es una oportunidad perfecta para potenciar el amor por los animales y enseñar la responsabilidad que conlleva su mantenimiento. Entre seis y siete años

Hacer la cama. Si durante la semana no da tiempo, el fin de semana es el momento idóneo para que aprendan.  Organizar el escritorio. Hay que inculcar que es el lugar donde estudiar, hacer tareas o dejar volar su imaginación y, por ello, es fundamental tenerlo ordenado.  Preparar su mochila. De esta forma, aumenta su responsabilidad y autonomía.  Limpieza. Ya pueden pasar el aspirador y quitar el polvo de las superficies lisas. Entre ocho y nueve años

Bañarse solo. Simplemente habrá que estar pendiente de que se hayan aclarado bien el champú.  En la cocina. Con supervisión, ya pueden cocinar platos sencillos. Además, es una buena oportunidad para que padres e hijos estén juntos y las posibilidades son infinitas: cupcakes, bizcocho y hasta hummus de chocolate.  Cuidar de la mascota. Con estos años, además de darle de comer, ya pueden limpiar el lugar dónde vive la mascota. Entre 10 y 11 años

Limpiar la habitación. Ya pueden tomar la decisión de desechar alguna de sus pertenencias si no la usan, además de adecentarla y ordenarla.  Si tienes perro... Puede sacarlo a pasear durante las horas de luz.  En el exterior. Tender la ropa y regar las plantas son dos de las tareas exteriores que pueden realizar. A partir de 12 años

Sacar la basura. Ya habrá aprendido en qué contenedor debe ir cada desperdicio.  Hacer la compra. Es una forma de que hagan deberes sin que se note, ya que hay multitud de tamaños, capacidades, medidas y cálculos que fomentan su aprendizaje matemático de una forma entretenida.  Cuidar de hermanos y familiares menores. Se sentirá responsable de su bienestar.

Etiquetas
Comentarios