Sociedad
Suscríbete por 1€

Cómo cuidar la zona más delicada del rostro

La piel que rodea a los ojos es la más fina del cuerpo. Por ello y por el constante movimiento a la que se ve sometida, es aconsejable no olvidarse de esta zona en la rutina de cuidado diario.

Es necesario cuidar la piel que rodea a los ojos para preservarla.
Es necesario cuidar la piel que rodea a los ojos para preservarla.
Unsplash

Si hay una parte del rostro que dice mucho de ti sin darte cuenta es la mirada. Los ojos son testigos del cansancio y dan fe de nuestras emociones y del paso del tiempo. A menudo, son los primeros en mostrar los incipientes signos de la edad y, a la vez, son los grandes olvidados de la rutina de cuidado facial.

Es conveniente recordar que la piel que rodea los ojos es muchísimo más fina que la del resto de la cara, por lo que el depósito de grasa es menor, al igual que la producción de colágeno. Por ese motivo, es más sensible frente a los agentes externos, como el clima. A esto, hay que añadir que esta zona está sujeta a numerosos músculos y que se encuentra en constante movimiento, por lo que se ve sometida a fuertes tensiones. Para todos aquellos que deseen cuidar esa parte del rostro, esta es una sencilla guía de consejos.

En primer lugar, es conveniente determinar qué tipo de producto es el más adecuado. En caso de presentar signos de edad más acentuados, como arrugas o flacidez, convendría utilizar una crema que posea efecto ‘lifting’. Si el principal problema son la bolsas, existen algunos contornos de ojos con aplicador en ‘roll-on’ que proporcionan un efecto frío, de esta forma, se consigue descongestionar la zona. Asimismo, hay que tener en cuenta la textura del propio producto, pues de tratarse de una piel grasa, es conveniente apostar por una crema en gel y, si por el contrario, la piel del contorno es seca, lo ideal es utilizar una textura más untuosa  y nutritiva.

Otro de los problemas que afecta a casi todas las pieles son las ojeras. En muchos casos, esta alteración en el color se debe principalmente a la mala circulación de esta área. La falta de descanso, unida a una incorrecta alimentación, favorecen la aparición de estas. La aplicación de un contorno de ojos mediante una masaje que estimule el torrente sanguíneo, mejorará su apariencia. Sin embargo, estos productos no surten efecto sobre aquellas ojeras que se deban a la pigmentación de la piel.

En cuanto a la aplicación de este tipo de productos, lo ideal es depositar la cantidad equivalente a un gran de arroz en el párpado inferior. Es aconsejable que se vaya extendiendo desde la parte central del ojo, hacia el exterior. Y, para mejorar la circulación y eliminar toxinas, se puede realizar un ligero masaje en movimientos circulares, en el sentido de la agujas del reloj.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión