Despliega el menú
Sociedad

¿Por qué nos salen ojeras cuando estamos cansados?

El agotamiento se marca en nuestro rostro con sendas marcas oscuras bajo los ojos.

Tocarse los ojos en exceso puede provocar la aparición de ojeras.
Solo en algunos casos, las ojeras también pueden revelar un problema de salud.

Un mal día, demasiado trabajo, mucho estrés... y el agotamiento se marca en nuestra cara con dos evidentes y marcadas ojeras.

En realidad, el cansancio no es la principal razón de las sombras bajo los párpados, pero sí ayuda a que se intensifiquen.

Las ojeras aparecen, en primer lugar, por una cuestión genética. Hay quien las lleva grabadas en el ADN y poco podrá hacer para borrarlas, aunque el maquillaje ayuda a disimularlas.

Se forman porque la piel que hay bajo los ojos es la más fina del cuerpo, y cuenta con poco colágeno y pocas glándulas sebáceas, lo que hace que se transparente el flujo sanguíneo que circula por debajo. Además, la propia morfología de muchos rostros hace que esa parte de la cara quede en sombra, lo que aumenta la sensación de 'oscuridad' de las ojeras.

En cuanto al cansancio, agrava las marcas bajo los ojos porque dilata los vasos sanguíneos y estos aún se ven más bajo la fina piel de la zona.

También la edad intensifica las ojeras, porque con los años se pierde colágeno y la dermis se hace aún más transparente.

Por último, las ojeras pueden ser un síntoma de falta de hierro, que lleva a una peor oxigenación de los tejidos y a la creación de pequeños coágulos en los vasos sanguíneos de la zona ocular.

Si sospecha que sus ojeras son resultado de un problema de salud, lo mejor es una visita al médico. Si siempre han estado ahí, lo más probable es que sean genéticas. Y en ese caso, poco podremos hacer contra ellas, más allá de ocultarlas con un buen antiojeras.

Etiquetas
Comentarios