Sociedad

Heraldo Saludable

Prepara tus pies para este verano

Aquí tienes una guía básica para darle un aspecto saludable a esta parte del cuerpo que, durante los meses estivales, da algún que otro quebradero de cabeza.

Si vas a la playa hazte una exfoliación con la arena.
Si vas a la playa hazte una exfoliación con la arena.
Unsplash

Los pies son esa parte del cuerpo de la que nos solemos olvidar. El calor ya está aquí y con él los pantalones cortos, los vestidos, las camisetas de tirantes y, por supuesto, las sandalias. Esos pobres pies, carcomidos y descuidados, por fin, van a ver la luz del sol, pero no están listos. Si quieres lucirlos impecables, aquí tienes unos sencillos consejos para este verano.

Los primero, hay que establecer una rutina de cuidados, además de aplicarla de forma regular. Y, en caso de tener algún tipo de molestia o dolencia, lo mejor será acudir a las manos de un experto que pueda asesorarte y aplicar el tratamiento adecuado.

Busca una buena exfoliación. Para disfrutar de una piel suave y luminosa, la eliminación de las células muertas es parte indispensable de la rutina de belleza. Para ello se pueden utilizar productos específicos, como la piedra pómez o una lima para pies. Pero si prefieres usar una versión más económica, puedes elaborar tu propio exfoliante con granos de azúcar o con sal marina, esta última actúa de forma más directa sobre la piel, por lo que se trata de una alternativa ideal para las durezas. Hidratados y suaves. Es importante mantenerlos hidratados con una crema apta para tu tipo de piel. En farmacias y perfumerías disponen de una amplia variedad de productos entre los que elegir. Es importante consultar antes a un profesional  y, si es necesario, optar por un tratamiento específico. Una sesión de pedicura. Las uñas de los pies, como las de las manos, son la barrera protectora de las terminaciones nerviosas de las extremidades. Por ello, es fundamental mantenerlas cuidadas y en buen estado para evitar la aparición de infecciones y otros problemas. Hay que tenerlas limadas, limpias y recortadas.  Cuidado con el calzado. Es importante vigilar el tipo de zapato que se usa, pues puede ser el causante de distintas dolencias y problemas en los pies. Asimismo, es aconsejable el uso de calzado abierto que facilite la transpiración y que además, permita ir cómodo. Tampoco es recomendable que sean demasiado planos, sino con algo de grosor en la suela, de lo contrario, se podría padecer diversas dolencias relacionadas con la postura.

Etiquetas
Comentarios