Sociedad

Anda 32 kilómetros para llegar al trabajo y su jefe le regala un coche

Walter Carr es el protagonista de la conmovedora historia.

Anda 32 kilómetros para llegar al trabajo y su jefe le regala un coche
Anda 32 kilómetros para llegar al trabajo y su jefe le regala un coche
Walter Carr recibe la sorpresa de su jefe, Luke Marklin

¿Se imagina que su jefe le regala un coche por llegar andando al trabajo? Pues eso es lo que le ha ocurrido a Walter Carr, un joven estudiante de 20 años que comenzaba el pasado viernes a trabajar en una empresa de mudanzas. 

La historia comienza la víspera de estrenar su empleo, cuando el coche de Carr sufrió una inoportuna avería. Walter barajó las posibilidades que tenía de llegar a tiempo a su nuevo puesto laboral sin vehículo y vio una única salida acorde con sus posibilidades: caminar durante la noche los 32 kilómetros que separaban el lugar de trabajo de su residencia, en los suburbios de Birmingham (Alabama). 

En concreto, anduvo desde Omewood y Pelham. En su arduo camino, Carr conoció a un policía, a quien contó su peripecia. Al agente le causó tal impresión que lo invitó a desayunar y lo acompañó a la casa a la que iba a realizar la mudanza.

Hayden Lamey, la dueña de la vivienda, lo recibió a las 6.30 y se sorprendió al ver a Carr acompañado de un agente de Policía. Ambos le contaron la historia y la mujer le ofreció descansar un rato en su casa antes de que llegara el resto del equipo de mudanzas de la compañía Bellhops.

Lejos de aceptar la invitación, Walter empezó a trabajar para ganar tiempo. Conmovida por el compromiso y responsabilidad de Carr, la mujer se encargó de contar la historia en su cuenta de Facebook, sin saber que la publicación llegaría hasta Luke Marklin, el CEO de la empresa para la cual trabaja Carr.

Marklin decidió tomar cartas en el asunto directamente. Así que viajó a Alabama este lunes pasado para premiar a su trabajador ejemplar. Tomó un café con Walter, de quien escuchó el relato paso a paso y después le dio la sorpresa: le regaló un coche nuevo.  

"¿En serio?", atinó a decir Walter cuando el hombre le ofreció la llave del Ford Escape modelo 2014. Después de un abrazo, el empleado se subió al coche y finalmente, rompió a llorar de la la emoción.

Después, Marklin tuiteó: "Honestamente estoy anonadado con él. Todo lo que hizo ese día fue exactamente lo que somos nosotros: corazón y coraje".

Además, varias personas promovieron una campaña on line para ayudar a Carr con los arreglos de su coche. La campaña recaudó más de 8.000 dólares estadounidenses. Ahora, él planea graduarse de la universidad en diciembre con un título en ciencias de la salud.

Carr contó a la prensa que se trataba de su primer trabajo después de mucho tiempo. "Quería demostrarles que tengo dedicación. Dije 'voy a ganarme este trabajo de cualquier forma'". "No importa cuál sea el desafío, uno puede superarlo siempre. Nada es imposible a menos que lo hagas imposible", aseguró.


Etiquetas
Comentarios