Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Oppo Find X: el móvil chino del futuro que mató al 'notch'

El precio de este nuevo 'smartphone' será de alrededor de mil euros, y constituye su principal problema.

Oppo Find X
Oppo Find X

Para tratar de conseguir un iPhone todopantalla, Apple inventó el ‘notch’, una ceja negra que aloja la cámara frontal y los sensores. Oppo acaba de limpiar esta mancha en el frontal con su nuevo Find X, el que probablemente sea el primer terminal de una nueva generación de ‘smartphones’.

Sin visera, consigue un increíble y futurista ratio de pantalla curvada de más del 93% del frontal.

Ni la cámara frontal, ni las dos traseras, se ven a simple vista, pero están ahí. Se ocultan tras un mecanismo motorizado que, a modo de telescopio, despliega el potencial fotográfico del teléfono y también permite desbloquearlo haciendo uso de un reconocimiento facial 3D que –como en el caso del iPhone X– sustituye al tradicional lector de huellas.

Más allá de su increíble aspecto, el Oppo Find X es, también por dentro, una auténtica bestia. Cuenta con un procesador Snapdragon 845 acompañado de 8 GB de RAM, una GPU Adreno 630 y 256 GB de almacenamiento.

La batería es de 3.730 miliamperios/hora y tiene carga rápida. Las cámaras invisibles tienen 16+20 Mpx por detrás, y unos increíbles 25 megapíxeles para el apartado selfi, que también incluye animalitos animados en 3D que imitan los gestos del usuario.

Oppo Find X: el móvil chino que mató al notch

En el Oppo Find X no hay rastro del conector de auriculares, resistencia al agua o carga inalámbrica. Más allá de estas ausencias -que sí están presentes en la mayoría de buques insignia de la competencia-, es un móvil cuya principal pega es el precio, que rozará los 1.000 euros.

Queda, por cierto, una pregunta flotando en el aire: ¿Cómo le pones una funda protectora a este móvil?

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión