Sociedad
Suscríbete por 1€

Las personas transgénero tienen el cerebro más parecido a su género deseado desde la adolescencia

El diagnóstico temprano o una mejor comprensión de la transgénesis pueden ayudar a mejorar la calidad de vida de estas personas.

Una bandera arcoíris, símbolo del colectivo LGTB.
España, el mejor país del mundo para las personas transgénero

La actividad y estructura del cerebro en adolescentes transgénero se asemeja más a los patrones típicos de activación del género deseado, según los hallazgos de un estudio que se presentará en Barcelona en la reunión anual de la Sociedad Europea de Endocrinología (ECE) 2018.

Estos resultados sugieren que pueden ocurrir diferencias en la función cerebral al principio del desarrollo y que las imágenes cerebrales pueden ser una herramienta útil para la identificación temprana de transgénero en los jóvenes.

El transgénero es la experiencia, o identificación, con un género diferente del sexo biológico asignado, mientras que la disforia de género (DG) es la angustia experimentada por las personas transgénero, y puede estar presente desde una edad muy temprana. Aunque la incidencia de DG es rara, la identidad de género es una parte esencial de la salud psicológica y, si no se aborda, puede ocasionar problemas psicológicos graves.

Las estrategias actuales para tratar la DG en personas más jóvenes implican la psicoterapia o el retraso de la pubertad con hormonas, de modo que las decisiones sobre la terapia transgénero se pueden tomar a una edad más avanzada. La genética y las hormonas contribuyen a las diferencias sexuales en el desarrollo y funcionamiento del cerebro que llevan a más características típicas masculinas o femeninas; sin embargo, estos procesos no están bien establecidos.

Además, se sabe muy poco acerca de cuán temprano en la vida, o en qué medida, se establecen las características típicas de género de las personas transgénero. El diagnóstico temprano o una mejor comprensión de la transgénesis pueden ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas transgénero jóvenes y ayudar a las familias a tomar decisiones con más información sobre el tratamiento.

La diferenciación sexual difiere en los jóvenes con disforia

En este estudio, la doctora Julie Bakker, de la Universidad de Lieja, Bélgica, y sus colegas del Centro de Especialización en Disforia de Género del 'VU University Medical Center', en Holanda, examinaron las diferencias de sexo en los patrones de activación cerebral de las personas transgénero jóvenes.

El estudio incluyó a adolescentes varones y mujeres con disforia de género e imágenes de resonancia magnética (IRM) usadas para evaluar los patrones de activación cerebral en respuesta a una feromona conocida por producir actividad específica de género. El patrón de activación cerebral en ambos niños y niñas transgénero adolescentes se asemeja más al de niños y niñas no transgénero del género deseado.

Además, las adolescentes con DG mostraron un patrón de activación cerebral típico de los hombres durante un ejercicio de memoria visual/espacial. Finalmente, se detectaron algunos cambios estructurales cerebrales que también fueron más similares, pero no idénticos, a los típicos del género deseado de niños y niñas con DG.

"Aunque se necesita más investigación, ahora tenemos evidencia de que la diferenciación sexual del cerebro difiere en los jóvenes con DG, ya que muestran características cerebrales funcionales que son típicas de su género deseado", asegura Bakker.

Su equipo ahora investigará el papel de las hormonas durante la pubertad en el desarrollo cerebral y las diferencias transgénero para ayudar a guiar y mejorar el diagnóstico y la terapia futuros para los adolescentes con DG. "Estaremos mejor equipados para apoyar a estos jóvenes, en lugar de simplemente enviarlos a un psiquiatra y esperar que su angustia desaparezca espontáneamente", concluye.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión