Sociedad
Suscríbete por 1€

La exmujer de Harvey Weinstein: "Pensaba que éramos un matrimonio feliz"

Georgina Chapman, diseñadora de la marca Marchesa, asegura que jamás sospechó que su marido fuera un depredador sexual.

Chapman, con su entonces marido, en una imagen de febrero de 2017.
Chapman, con su entonces marido, en una imagen de febrero de 2017.
Danny Moloshock/Reuters

Georgina Chapman, diseñadora de la casa Marchesa, ha concedido su primera entrevista tras el escándalo que rodea a su exmarido, el productor Harvey Weinstein, acusado de abusos sexuales por decenas de mujeres del mundo del cine.

Chapman asegura que jamás sospechó que su esposo pudiera estar detrás de algo así. "Aboslutamente no. Nunca", afirma. "Pensé que éramos un matrimonio feliz. Me encantaba mi vida".

La diseñadora, de 42 años, explica que se sintió "humillada y rota" cuando comenzaron a llegar las noticias de los abusos.

En la entrevista, concedida a la edición estadounidense de la revista 'Vogue', Champan también cuenta que ha necesitado terapia para sobrellevar una situación que, dice, no merece.

"Hay una parte de mí que es muy ingenua. Tengo momentos de rabia, momentos de confusión, momentos en que no me lo creo. Y tengo momentos en los que solo lloro por mis niños. ¿Qué va a ser de sus vidas? ¿Qué dice la gente de ellos?", asegura. Champan tiene dos hijos con Weinstein: India, de siete años, y Dashiell, de cinco.

Cuenta que cuando comenzó todo el escándalo perdió "más de cuatro kilos en cinco días. No podía comer". 

Ahora, y tras un tiempo fuera del circuito de la moda, la diseñadora quiere regresar a las pasarelas con su marca, Marchesa, muy habitual en las alfombras rojas del mundo del cine. A pesar de que algunas actrices han asegurado que Weinstein las obligaba a lucir los diseños de su esposa, Champan dice que su ausencia de los últimos meses ha sido "una elección consciente". "Sentía que no era apropiado (vestir a las estrellas). Todas las mujeres que han sido heridas merecen dignidad y respeto, así que quiero darles el tiempo que merecen. Un tiempo de duelo, en realidad".

Precisamente, en la última gala del Met la actriz Scarlett Johansson sorprendió al llevar un vestido de Marchesa.

En cualquier caso, y a pesar de todo lo ocurrido, Chapman asegura que no se siente "una víctima". "No creo que lo sea. Soy una mujer que pasa por una situación de mierda, pero no soy la única", dice rotunda.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión