Sociedad

Alicia Asín: "Internet ya tiene ojos, oídos, boca y hasta olfato"

Alicia Asín Pérez (Zaragoza, 1982) es ingeniera superior informática. CEO de Libelium, firma aragonesa en la Feria del Móvil de Barcelona.

Alicia Asín, delante de una imagen del Empire State.
Oliver Duch

Esta semana ha sido la de la Feria del Móvil de Barcelona (Mobile World Congress). En este marco privilegiado, una firma aragonesa ha contado con un ‘stand’ propio, Libelium. Su CEO es la zaragozana Alicia Asín.

Enorme paradoja la de la Feria del Móvil: cada vez se habla menos de móviles en la feria del ídem...

Se sigue hablando de móviles. Ahí están los teléfonos 5G. Pero sí, es cierto que el certamen ha puesto de manifiesto la pujanza del internet de las cosas, IOT.

Esa es la palabra, IOT (Internet of Thing). Perdón por mi pronunciación del inglés...

Antes de llamarse internet de las cosas, la tecnología eran las redes de sensores inalámbricas. Era un sistema de comunicación semejante al que utilizan los insectos.

De ahí el hombre de su firma, Libelium, libélula en latín.

Eso es. Desde luego, internet ya no es solo ordenadores o teléfonos móviles. Nuestro objetivo en la empresa, desde nuestro mismo nacimiento hace 11 años, fue dotar de inteligencia a los objetos cotidianos. Internet ya tiene ojos, oído, boca y hasta olfato. Intentamos trasladar toda esta tecnología hasta la vida cotidiana. El lema del Mobile World Congress era ‘Creando un futuro mejor’. Solo queremos eso desde que montamos con David Gascón (CTO) la empresa hace poco más de una década.

Entiendo que persiguen mejorar la calidad de vida...

Ese es el objetivo esencial: la salud, la vida diaria en las ciudades y la mejora en la competitividad de las empresas.

He visto por ahí un botiquín inteligente que parecía un hospital portátil... ¡Medía todo!

Así es. Damos sentido al mundo real para interpretar los datos en internet.

Cualquier club deportivo de élite querría tener este botiquín: audita todo...

También nos centramos en pacientes con patologías crónicas.

También me parece interesantísimo su análisis de la vida de las ciudades.

Con la tecnología podemos analizar la calidad del aire. Hay ciudades que restringen el uso de automóviles. También podemos saber si hay sitios disponibles para aparcar.

Tienen parquin inteligente en la empresa...

Por supuesto.

En el mapamundi que me ha mostrado la ejecutiva Elena García Lechuz veo que cuentan con delegaciones en todo el mundo. Pero llama la atención su penetración en la zona de Asia Pacífico: ciudades inteligentes proyectadas en Zaragoza.

A todo el mundo, no: todavía no hemos llegado a Alaska (sonríe). Y sí, es un motivo de orgullo que exportemos el 90% de la producción. También estamos volcados con la competitividad de las empresas: la mejora de la productividad agrícola, ahorro de costes de agua, pesticidas, controlar el grado de la humedad. Por supuesto, industria logística.

Qué interesante... Es imposible desconectar de internet.

Imposible. Sería como prescindir de los sentidos.

Ciegos, sordos, mudos...

Sería irracional.

Sin embargo, hay quien considera que la tecnología va a destruir empleo.

En la Revolución Industrial, hace siglos, también hubo quien quería destruir las máquinas de vapor porque decían que eliminaban mano de obra. No se puede detener el futuro.

Usted fue la primera mujer elegida mejor joven empresaria de España, en 2014. También, la reina Letizia le entregó el prestigioso premio rey Jaime I.

Soy un eslabón más en la cadena de Libelium.

Gran paso el suyo en la lucha por la igualdad real.

Faltan vocaciones de chicas que quieran estudiar ingenierías. Así es complicado que luego las mujeres puedan dirigir empresas. Hay que fomentar estas vocaciones entre las mujeres y, por supuesto, subrayar la cultura del esfuerzo. Buscamos, en suma, espejos en los que puedan mirarse las estudiantes.

Bonito espejo el suyo...

Muchas gracias.

Etiquetas
Comentarios