Despliega el menú
Sociedad

Álvaro Neil, Biciclown: "Quizá nos hace falta menos cabeza y un poco más de locura"

Álvaro Neil (Oviedo, 1967) ofrecerá el 1 de febrero en el Teatro de las Esquinas la charla ‘El sentido de la vida’ a beneficio de Fundación Lacus Aragón.

Álvaro Neil, 'Biciclown', en Los Andes (Perú), a 4.400 m de altura, durante su viaje.
Álvaro Neil, 'Biciclown', en Los Andes (Perú), a 4.400 m de altura, durante su viaje.
A.Neil

Ha estado trece años viajando en bicicleta por el mundo con su proyecto Biciclown. ¿Qué ha hecho durante este tiempo?

He recorrido 117 países, pedaleando unos 178.000 km, con cuatro bicicletas que fui sustituyendo según se iban rompiendo. No por batir ningún récord, sino para llevar mi espectáculo de ‘clown’ a la gente desfavorecida, de manera gratuita.

¿De qué vivía?

Trabajé cinco años en una notaría y he vivido de esos ahorros, algún patrocinador y de lo que obtengo de vender mis seis libros y cinco documentales. También hay gente que lee mi blog, siente que le ha ayudado y me ingresa cinco euros. Es fácil porque vivo con 300 euros al mes, no necesito más.

Era un abogado con un buen trabajo, ¿por qué dejarlo todo?

Porque la vida es demasiado enorme como para no hacer algo grande. Con 33 años elegí tener una vida de experiencias, más incierta, pero mucho más interesante.

Entenderá que suene radical.

Suena extraterrestre, lo sé. Pero si piensas que dedicas once meses a trabajar y solo uno a hacer lo que quieres ¿qué sentido tiene eso? A lo mejor dejarlo todo es muy extremo pero ¿por qué no seis meses para cada cosa? Vivimos en una sociedad en la que está bien visto estar desbordado de trabajo.

¿Y si uno tiene hijos? Queremos darles seguridad...

Pero la seguridad es un concepto falso. Puedes tener siete seguros de vida y eso no significa que no te vaya a pasar nada.

Te da medios para resolverlo.

Yo digo que cada problema viene con su solución. Puedes pensar: voy a tener un trabajo para que la Seguridad Social me cubra si tengo un cáncer y, al final, ves que lo que has hecho es entregar tu vida a un trabajo, que igual ni te gusta, por miedo a un problema que luego nunca has tenido. Soy un loco con cabeza; hace falta menos cabeza y poner en la vida unos gramos de locura. Quizá yo me he ido al extremo, pero para ver hasta dónde se puede llegar y lograr un punto intermedio.

¿Se trata de vivir el día a día?

De que el futuro no condicione el presente. La gente trabaja 30 años para tener derecho a su pensión. Espero no vivir hasta los 85 porque no tendré dinero para tanto, pero no tengo que esperar a jubilarme para hacer lo que quiero.

Durante esos 13 años viajando no vio a su familia.

Una hermana vino a verme a Nueva Zelanda, pero nadie más; y mi madre murió en ese periodo.

¿Eso puede ser lo más duro?

Es una consecuencia de una forma de vida. Quien lleva una existencia de trabajo, rutina, etc., también se pierde cosas. Lo malo no es lo que te pierdes, lo malo es no elegir conscientemente.

Corrió usted la Quebrantahuesos. ¿Cómo fue la experiencia?

Vine para prepararme para la vuelta al mundo. Vi a mucha gente preocupada por reducir el peso de la bici, por hacer récord… yo me paraba a hablar en los avituallamientos y acababa haciendo malabares con las naranjas, mientras me apuraban para que volviera a la carrera.

Acaba de regresar a España ¿Se ha acabado Biciclown?

He cerrado el proyecto de vivir por todo el mundo y empiezo el de contarlo. Pero sigo siendo un nómada, me llegó para comprar una autocaravana y es donde vivo. Allí dormiré durante mi estancia en Zaragoza, he pedido que no me reserven hotel para que queden más beneficios para la fundación. Este mes tengo tres charlas y ya no hay más planes, aunque estoy escribiendo un nuevo libro y quiero aprender a tocar el acordeón.

¿Qué dirá en la charla del día 1?

En estas charlas la gente me mira con sonrisa cómplice, muchos tienen dentro esa voz pero el entorno es un peso muy grande, yo también sentí ese peso. Quiero proyectar en la sociedad que es posible cumplir tus sueños. Hace falta que alguien te hable de cómo ha hecho los suyos realidad, y ver que no es un supermán sino una persona normal.

Etiquetas
Comentarios