Sociedad

Tercer Milenio

Ana Serrano: "El mundo real será indistinguible del mundo virtual"

Ana Serrano Pacheu (Zaragoza, 1990) es ingeniera de Telecomunicaciones y la única española premiada por la prestigiosa firma Adobe.

Ana Serrano, en el pasillo del edificio Ada Byron.
Ana Serrano, en el pasillo del edificio Ada Byron.
Guillermo Mestre

La ingeniera zaragozana Ana Serrano ha sido premiada por la prestigiosa firma informática Adobe como uno de los diez mejores trabajos de doctorado del mundo en el área de investigación informática. Es la única española galardonada. ¡Felicidades!

Estoy muy feliz por todo y por todos. Por el grupo de trabajo de la universidad, por las personas que apostaron por mí en Zaragoza, por mí misma también, claro.

¿Qué reúne usted para despertar la atención de Silicon Valley?

Es una historia muy larga. Nací en Zaragoza en 1990. Estudié en Claretianas. También pasé por Salesianos. Fui allí porque quería hacer Bachillerato Tecnológico. Curiosamente, era la única chica de clase en Segundo de Bachiller.

Quería ser ingeniera, claro está.

En ese momento, sí; pero de pequeñita me encantaba escribir. Ahora leo menos. Escribo peor ahora que de niña.

Qué curioso… ¿Escribía sobre ciencia?

No. Tenía 11 años. Hice hasta un libro. Leía mucho a ‘Los Cinco’, libros de aventuras. Lo escribí un verano en Villadoz, un pueblecito de Zaragoza. Eran textos de aventuras de niños y de mi perra Peta.

Su vida es una aventura. Sabrá que lo que ha logrado no es nada sencillo...

Si supiera usted que no pude cursar la carrera que quería porque me faltó una décima en la nota de corte de Selectividad...

¡Increíble!

Quería hacer Arquitectura, pero no me daba la nota. Me puse a mirar el manual de carreras y me decidí por Ingeniería de Telecomunicaciones. Lo pasé mal en los dos primeros años. Llamaba a mi madre, le decía que no podía. Veía que estudiaba y no sacaba buenas notas. Mi madre me dijo que si no podía, que hiciera otra carrera.

Menos mal que no abandonó...

En los últimos años arranqué. Diego Gutiérrez y Belén Masiá, del Grupo de Investigación, me dijeron que les gustaba como trabajaba. Comencé a colaborar con Stanford y Adobe. He estado en Stanford en los dos últimos años. También había estado antes en Alemania, en el instituto Max Planck de Saarbrücken. Fueron experiencias enriquecedoras. Tienen unos recursos inimaginables y están en contacto con el tejido industrial. En España, con poquitos recursos, con mucho menos tejido industrial, conseguimos competir.

Se habla en el mundo científico de la segunda planta del edificio Ada Byron del Campus Río Ebro. Científicos de menos de 50 años en su mayoría, y un tipo genial de melenas (Diego Gutiérrez) que no quiere irse a la NASA…

Solo puedo decirle que me siento afortunada. Cuando me enviaron el correo de Adobe con la designación, se lo dije a él y a Belén Masiá antes que a mis propios padres. A mí me gustaría quedarme como ellos. Silicon Valley está sensacional, pero me encanta Zaragoza. En Silicon Valley está todo muy lejos. Yo vivía en San Francisco. Adobe tiene sede en San Francisco y en San José, que está a dos horas en tren. Está Google, está Facebook; pero Zaragoza también está muy bien.

¿La informática es la puerta del universo?

Del universo tecnológico, desde luego. Y le recuerdo que vamos hacia una realidad virtual indistinguible de la realidad real.

Ruego repita el último enunciado.

Sí, algún día el mundo real será indistinguible del mundo virtual.

¿Qué me dice? ¿También un ordenador tendrá sentidos?

Entendidos de una manera diferente, desde luego. Un ordenador ahora mismo ve una imagen y la designa como gato, perro o mesa. Eso ya es una realidad con ‘Deep Learning’ (aprendizaje profundo).

La informática y su uso racional y menos racional. Control desde un ordenador, control exterior… Un colaborador de Puigdemont hablando con Julian Assange... Reiteradas injerencias rusas, antes con Donald Trump y ahora hasta con Cataluña… ¿El mundo también se puede alterar desde un ordenador?

Algo hay de eso, aunque no conozco en la profundidad suficiente la seguridad informática como para opinar con propiedad. Lo mío es la informática gráfica.

Etiquetas
Comentarios