Sociedad
Suscríbete por 1€

Tercer Milenio

Mi fábrica, toma sus propias decisiones

Digitalización de la empresa, cuarta revolución industrial, Internet de las Cosas, producción autónoma... Itainnova crea una web para alentar la conexión total a la Industria 4.0

Brazo robótico colaborativo
Brazo robótico colaborativo
Itainnova

Si todo en tu fábrica está conectado, comunicados entre sí todos los dispositivos electrónicos, el Internet de las Cosas, si produce automáticamente en función de la demanda, si puedes seguir el rastro a tus productos, si van teniendo, por sí mismos, el mantenimiento que precisan, si se organizan por prioridad en la distribución... Si tu fábrica es inteligente y casi no te necesita es que has llegado a la Industria 4.0. Los empresarios la quieren y aprenden cómo llegar a ella, muchos con el apoyo del Instituto Tecnológico de Aragón (Itainnova).

“Consiste en tener procesos productivos inteligentes que sean capaces de tomar decisiones autónomas y en tiempo real”, dice el ingeniero de Itainnova Alberto Ortega, uno de los artífices de la web que desde el centro tecnológico da servicio a las empresas. Todo pasa por la digitalización de los procesos productivos en las fábricas, “por disponer -según Ortega- de datos de forma rápida y efectiva y que permitan un tratamiento posterior para esta toma de decisiones inteligente”.

Los retos son, entonces, “conseguir adaptar los procesos y maquinarias para que sean capaces de enviar la información e incorporar la ciencia que permite hacer el tratamiento de dichos datos”. Ortega explicará todo esto en México, el próximo jueves, en un foro mundial de expertos en fabricación de automóviles. “Tarde o temprano -adelanta- las empresas deberán emplear los métodos de trabajo de la industria 4.0 para sobrevivir, pero un factor diferencial entre una empresa y otra será quién ha empezado antes a aplicarla”.

En concreto la industria automotriz está en la vanguardia tecnológica, viviendo ya la cuarta revolución industrial a la que hace referencia la Industria 4.0, la digitalización total de las empresas. Y otros sectores siguen su ejemplo. “Es un modelo de competitividad”, opina Ortega. Él recomienda a las empresas: “Que empiecen por una fase de diágnostico ayudadas por especialistas en Industria 4.0”.

El objetivo de este diágnostico es “identificar y priorizar qué tecnologías de la Industria 4.0 necesita aplicar cada empresa en función de sus productos, tecnología disponible, objetivos estratégicos y su posicionamiento en el sector, para después analizar la viabilidad técnica y económica de las diferentes implementaciones que puedan derivarse de dicho estudio”. En Itainnova disponen de dicha metodología de diagnóstico.

Además, ofrece un curso del 3 de octubre al 28 de noviembre sobre cómo integrar en la empresa las tecnologías digitales de la Industria 4.0. En la web de este programa formativo, Itainnova adelanta los contenidos: “Las empresas podrán aprender las aplicaciones y soluciones tecnológicas que les permitan la evolución de los medios productivos conectados, la integración de las cadenas de suministro, los nuevos métodos de producción, la robótica, productos inteligentes y análisis de datos”. Todo ello para lograr una industria conectada y más inteligente.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión