Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Internet 'pilla' las mentiras de la vida perfecta de una bloguera

Las redes encuentran numerosos retoques y montajes de Photoshop en las imágenes de viajes por el mundo de una 'egoblogger'.

Una retrato de Liana, en el parque Güell de Barcelona.
Una retrato de Liana, en el parque Güell de Barcelona.
Instagram

Amelia Liana es una 'egoblogger', uno de esos términos que han surgido al calor de las redes sociales y que significa que es una bloguera que escribe de moda, belleza y viajes, y que gracias a su gran número de seguidores ha logrado contratos de publicidad con muchas marcas.

A través de su blogs y de sus cuentas de Instagram y Facebook, recomienda cosméticos, enseña sus modelitos y se retrata en los lugares más bellos del mundo. Un día Nueva York, otro París, al siguiente Marruecos... la chica lleva un ritmo de vida -y de gasto- difícil de seguir.

Tanto, que algunos de sus seguidores se han puesto a mirar sus fotos con más detenimiento y han llegado a la conclusión de que quizá no es oro todo lo que reluce. Según denuncian, Liana no ha estado en muchos de los lugares que aparecen en sus cuentas. Lo que ha hecho es tratar con el editor gráfico Photoshop imágenes de los sitios en cuestión y sobreimpresionar encima su propia foto. Pero no lo ha hecho demasiado bien, y quienes dominan el programa han detectado montones de fallos en el tratamiento de las fotografías.

Una critica denuncia, por ejemplo, que en esta imagen el pelo de Amelia Liana es "transparente", porque puedes ver a través de él los árboles y los edificios que hay detrás.

En esta foto en el Taj Mahal, han desaparecido las multitudes que inundan el edificio y sus jardines, los pájaros parecen colocados en un retoque y el reflejo del edificio se ve comprimido para caber en la fuente. Del mismo modo, la sombra de la joven se corta abruptamente y no aparece en el agua y la torre de la derecha está torcida, cosa que no pasa en realidad. Además, en la fecha en que se tomó la foto -aseguran los interneteros- el edificio lucía unos evidentes andamios.

Amelia Liana

En esta otra, los seguidores neoyorquinos de Liana afirman que la heladería donde sirven esos inconfundibles cornetes-pez está demasiado lejos de la calle que se ve en la foto, lo que haría imposible llegar hasta allí sin que se derritiera.

Amela Liana

Dos son las cosas que han hecho sospechar de la siguente imagen, también en Nueva York: en ella no aparece la Torre de la Libertad, el rascacielos que se ha levantado en la Zona Cero y que debería estar a la derecha del Empire State, y el reflejo del brazo de la joven en el cristal, que no es tal reflejo, sino una réplica del mismo en idéntico ángulo, algo imposible.

Amelia Liana

Ante las críticas, la joven bloguera colgó una declaración en su página web, en la explica que "todas las fotos se han tomado en el lugar y el momento que se indica" y que ella se esfuerza "por encontrar nuevas técnicas" que hagan de sus imágenes "representaciones agradablemente representativas de escenas reales". Asimismo, asegura que nunca usa "técnicas de edición para modificar" su cara o su cuerpo. "Lo que es es cómo soy", dice.

En cualquier caso, la polémica no afectado al número de seguidores de la joven, que tiene más de 470.000 en Instagram y 120.000 en Twitter. Si el éxito en las redes sociales se mide en 'me gusta', ella sigue siendo una triunfadora...

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión