Despliega el menú
Sociedad

¿Cómo se hacen las pinturas tipo plastidecor?

No faltan en el estuche de los escolares, por su fácil uso y sus bonitos colores.

En España son más habituales sin el papelito alrededor, pero este es su formato habitual en casi todo el mundo.
En España son más habituales sin el papelito alrededor, pero este es su formato habitual en casi todo el mundo.
Pixabay

En España las conocemos como plastidecor, porque esta es la marca más extendida en nuestro país, pero en el resto del mundo las llaman crayones o crayolas. Son las pinturas más usadas por los niños, porque son sencillas de utilizar, no manchan, no son tóxicas y garantizan colores brillantes y variados.

En realidad, se trata de un tipo de ceras y este es su ingrediente principal.

Para elaborarlas, se calienta la cera de parafina en grandes tanques. Cuando se derrite, se mezcla con pigmentos en polvo, que serán los que den el color a las pinturas. Esa mezcla se vierte en moldes con forma de lápiz que, una vez enfriados, se extraen mediante presión. Las pinturas ya están listas.

Las piezas que llegan a nuestra casa son todas iguales y sin irregularidades. No es que todas salgan así de los moldes, pero antes de empaquetarlas se revisa una a una  y si alguna no cumple los parámetros de calidad exigidos, simplemente, se desecha.

Eso no supone ningún problema: basta con devolverla al tanque del color correspondiente. Allí se derretirá y comenzará el nuevo el proceso para convertirla en una pintura perfecta.

Este vídeo recoge todo el proceso:


Etiquetas
Comentarios