Despliega el menú
Sociedad

Aznar: "Sin las decisiones y errores de Obama, Trump no habría existido en EE.UU."

Así lo ha confesado durante un coloquio, donde se ha mostrado "muy preocupado" por ciertas actitudes del presidente estadounidense, sobre todo hacia la OTAN.

El expresidente de Gobierno, José María Aznar.
El expresidente de Gobierno, José María Aznar.
Efe

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha afirmado este lunes estar "muy preocupado" con "ciertas" actitudes de la Administración de Donald Trump, sobre todo con los malentendidos respecto a la existencia de la OTAN y su futuro.

Así lo ha confesado Aznar durante un coloquio junto con el exsecretario general de la OTAN Anders Fogh Rasmussen, en la Segunda Semana Atlántica que abordaba el vínculo transatlántico, organizada por el Instituto Atlántico, que preside el expresidente del Gobierno.

Aznar, en una intervención en inglés, ha destacado la importancia de las relaciones entre Europa y EE.UU. y se ha mostrado convencido de que es lo mejor para Europa y para el mundo.

Ha reiterado "rotundamemte" la necesidad de la existencia de las relaciones atlánticas, "en estos momentos de dudas e incertidumbres" entre la UE y EEUU.

Tras mostrar su preocupación por ciertas actitudes de Donald Trump, y en especial sobre la OTAN, Aznar ha afirmado que la última cumbre de la Alianza en Bruselas "no fue buena" y que "la OTAN es más que una alianza militar. Es una alianza política". Ha considerado un error muy peligroso para los europeos cuestionar la OTAN.

Aznar ha arremetido contra Barack Obama y ha dicho que "sin sus decisiones y errores, Trump no habría existido en EEUU" y que la decisión de "no liderar el mundo, quedarse fuera y no intervenir" en los conflictos internacionales por parte del anterior presidente estadounidense ha traído consecuencias.

"No ha existido en la historia un presidente con menos interés por Europa que Obama", ha recalcado Aznar, quien ha añadido que Trump considera ahora a la OTAN una decisión económica.

Sin embargo ha afirmado que "Europa tiene que hacer más esfuerzos y pagar más por la Defensa", pero eso, a su juicio, no significa una menor aportación de EEUU por Europa.

En este sentido, ha advertido de que la seguridad se debilitará y será "peligroso para el mundo" y ha subrayado que "si la voluntad de EEUU es dejar de ejercer el liderazgo, las consecuencias para Europa van a ser muy complicadas".

Aznar ha planteado que lo importante es una Europa fuerte, sin populismos ni nacionalismos, sino centrada en la seguridad de las fronteras, un mercado libre, la inmigración regulada, el libre comercio, la eurozona, una política energética definida, un poder establecido entre naciones y la cooperación con EEUU.

Sobre los últimos atentados terroristas en Europa, ha indicado que "los europeos vivimos bajo la amenaza del terror" y que, aunque la cooperación internacional ha mejorado, es difícil evitar atentados.

Ha dicho que "la peor política" frente al terrorismo es "esperar a ver", y que la batalla contra el terrorismo se perderá si se decide mirar hacia otro lado.

Sobre las relaciones con Rusia, Aznar ha dicho que Putin es muy inteligente y un líder fuerte, que ahora está mirando mucho a Oriente Medio, y eso es posible por la ausencia de liderazgo de EEUU.

Por otro lado, el expresidente del Gobierno ha afirmado que el 'brexit' es una "mala noticia para Europa, España y las relaciones atlánticas", y ha cuestionado la entrada de Turquía en la UE al preguntarse si sería posible integrar a un país con 80 millones de musulmanes.

En asuntos de inmigración, Aznar ha calificado de "error" la llamada para aceptar inmigrantes de Angela Merkel y ha considerado otro error crear ciudades multiculturales, porque "una cosa es querer vivir integrados y otra establecer distintas reglas", lo que abre la posibilidad de que se rompa una nación.

Ha deseado éxito al nuevo presidente francés Emmanuel Macron, ha dicho que es muy peligrosa la implosión de los "partidos centralistas" y ha advertido de la suma entre los partidos radicales y populistas de Le Pen y Melenchon "es media Francia y eso es mucho".

Por su parte, Rasmussen ha dicho que la falta de liderazgo de EEUU en el mundo podría tener consecuencias graves y se ha mostrado "muy preocupado" por lo que defendió Trump en su campaña, aunque ahora en la presidencia ha tomado buenas decisiones como los bombardeos en Siria y Afganistán.

Según el que fuera secretario general de la OTAN durante cinco años, ha llegado la hora para Europa de coger el destino en nuestras manos y no depender de EEUU y Reino Unido.

Para ello Europa debe reformarse en profundidad y dotarse de una Defensa más fuerte y un aumento drástico de la inversión en este ámbito.

"El mundo necesita un policía que restaure el orden mundial y ese es EEUU, pero debe tener a Europa como vicesheriff", ha asegurado Rasmussen, quien ha advertido de que "el mundo está incendiado" por los ocho años en los que EEUU no ha intervenido.

La batalla contra el terrorismo

José María Aznar ha avisado de que no será posible ganar la "batalla" contra el terrorismo si la decisión que se adopta es "mirar para otro lado o no hacer nada". "La peor política posible es no hacer nada, eso es lo peor que podemos hacer", ha defendido.

"Hay que ser enormemente comprometido contra el terrorismo. Nosotros, tenemos experiencia, sabemos la voluntad y decisión debe ser una cuestión cotidiana, más allá de la cooperación internacional o los medios tecnológicos -ha subrayado Aznar-. Si esa voluntad falta o no hay entendimiento, perderemos esa batalla".

En este punto, Rasmussen ha sostenido que los países deberían centrarse más en la integración basada en valores, ya que a su juicio muchos países han sido "demasiado ingenuos a la hora de la integración y asimilación de inmigrantes".

Aznar ha aceptado que la gestión de la crisis de los refugiados es "difícil" para las autoridades europeas, que tienen la "responsabilidad" de defender sus fronteras y organizar la inmigración en el futuro "con más capacidad e inteligencia".

Según ha apuntado, la situación demográfica de Europa hace "indispensable" la inmigración, pero ha avisado de que "uno de los problemas de Europa es la multiculturalidad" y querer establecer ciudades multiculturales. "Es un error y su única consecuencia va a ser la debilitación de los países y sistemas nacionales", ha alertado.

Con multiculturalidad la nación se rompe

El expresidente ha insistido en que "una cosa" es fomentar la integración y el respeto a las identidades y otra es "establecer distintas reglas", en cuyo caso "la nación se rompe".

En este punto ha hecho alusión a la situación de Turquía y las negociaciones para su entrada en la Unión Europea. "¿La Unión Europea tiene la capacidad de apoyar y mantener a 80 millones de musulmanes en su seno? Es mejor definir esta cuestión claramente y no intentar organizar grandes mensajes", ha apuntado.

Aznar ha revelado que abordó este asunto en varias ocasiones con el expresidente de Estados Unidos George W. Bush o la que fuera su secretaria de Estado, Condoleezza Rice. "Para ella Turquía era una prioridad y para mi también. Pero yo le preguntaba si aceptaría a 80 millones de musulmanes en Estados Unidos", ha insistido aludiendo a "cuestiones culturales".

Etiquetas
Comentarios