Despliega el menú
Sociedad

Noruega celebra el 80 cumpleaños de los reyes Harald y Sonia

Los reyes eméritos Juan Carlos y Sofía participan en la cena de gala en Oslo.

Los reyes Sonia y Harald se besan durante la cena de gala por sus 80 cumpleaños.
Los reyes Sonia y Harald se besan durante la cena de gala por sus 80 cumpleaños.
AFP

Representantes de la Noruega oficial y una treintena de miembros de la realeza europea se reunieron este miércoles en la Ópera de Oslo para homenajear con una cena de gala a los soberanos Harald y Sonia, que celebran este año su 80 cumpleaños.

Junto a ellos estuvieron 240 invitados, entre los que figuraban los monarcas de Suecia, Dinamarca, Bélgica y Holanda, así como representantes de las familias reales de Grecia, Luxemburgo y el Reino Unido, además de los reyes eméritos de España, Juan Carlos y Sofía.

La cena, regalo del Gobierno noruego, sirvió para cerrar el segundo y último día del programa y fue el único acto al que acudieron los reyes eméritos españoles.

Los días escogidos para celebrar el doble aniversario son fechas intermedias entre el cumpleaños de Harald, nacido el 21 de febrero de 1937, y el de Sonia, que nació el 4 de julio del mismo año.

Las autoridades noruegas habían preparado una fiesta popular a lo largo del recorrido por el centro de Oslo del cortejo de invitados de la realeza y en los alrededores de la Ópera, pero el frío y la lluvia redujeron al mínimo la presencia de público.

El mal tiempo estuvo presente esta mañana, cuando los soberanos y varios invitados subieron a varios botes para ser trasladados al barco real "Noruega", donde disfrutaron de un almuerzo.

"Gracias por ser ustedes mismos y gracias por serlo con todos nosotros", les dijo a los homenajeados la primera ministra del país, Erna Solberg, que resaltó su cercanía y humor, en una gala de la que se pudieron ver algunos momentos por la televisión pública noruega NRK.

De buen humor dieron muestra los reyes en su discurso conjunto, sobre todo Harald, quien ironizó con sus habilidades para hacer saltos con esquís, mientras que la reina, con un vestido diseñado por ella, recordó que la relación entre el entonces heredero a la Corona y una joven plebeya no fue bien vista por todos.

"En este camino he experimentado suerte e infortunio, de carácter personal y nacional. Pero lo que queda es un sentimiento de haber sido muy afortunado", dijo Harald, ante la mirada atenta de sus hijos, la princesa Marta Luisa y el heredero Haakon, que anoche, en medio de una cena en palacio, apareció con la barba afeitada.

Tras el discurso y un brindis, el Coro infantil de la Ópera les cantó el "¡Hurra por ti que cumples años", tradicional canción noruega, y su equivalente en inglés "Happy Birthday" (Feliz cumpleaños), antes de entregarles una tarta a cada uno.

Los invitados disfrutaron de un menú con cigalas, salsa verde con espárragos y melón confitado, variaciones de salmón con pepino, manzana y aguacate, yogur y mayonesa, de entrantes, y filete de cordero con verdura, cebollino, crema de coliflor, puerros y salsa de vino tinto de plato principal.

De postre se sirvieron trufas de regaliz y chocolate, clafoutis de cerezas, panacota de albaricoque y compota de ruibarbos.

La gala se cerró tres horas después con un espectáculo de fuegos artificiales en el exterior de la Ópera, situada junto al fiordo.

Las celebraciones por el doble cumpleaños han costado a los noruegos cerca de 11 millones de coronas (algo más de un millón de euros), gastos de seguridad aparte, según informó 'Aftenposten', el principal diario de este país nórdico.

Etiquetas
Comentarios