Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Machismo en los disfraces infantiles

Diferentes colectivos y especialistas alertan del riesgo de la “hipersexualización temprana” de las niñas.

La polémica surgida por la comercialización de unos disfraces ‘sexys’ para niñas no cesa a pocos días de los carnavales. Las imágenes, difundidas por redes sociales, los muestran –uno de enfermera y otro de bombera– etiquetados para una edad comprendida entre 4 y 6 años.

Como consecuencia, diferentes colectivos educativos, feministas, en defensa del consumidor y de especialistas de diferentes ámbito han señalado los riesgos que entrañan este tipo de “hipersexualización temprana” como lo llama la psicóloga forense María Jesús Portillo. “Aunque puede parecer una tontería o una banalidad, se están transmitiendo unos valores y tendremos que preguntarnos qué es lo que queremos que nuestros hijos piensen sobre su rol de género más adelante”, puntualiza la psicóloga.

Una preocupación compartida por los colectivos feministas: “Este tipo de disfraces nos pueden escandalizar pero, en el fondo, solo es una consecuencia más de la sexualización de la mujer que vivimos en la sociedad occidental y patriarcal. Se trata de una tortura que vivimos las mujeres toda la vida, que tenemos que ser guapas y deseadas, y esto se ve reflejado, en este caso, en la infancia”, explica Irene Adiego, portavoz de la Comisión Feminista de CEPA.

HeraldoTV ha visitado varias tiendas zaragozanas para comprobar si este tipo de disfraces están a la venta con resultado negativo. “Ningún proveedor me ha ofrecido nunca esto y trabajamos con bastantes”, afirma Pilar Bolea, responsable de la tienda Bacanal. “Sí que tenemos disfraces ‘sexys’ para adultos, pero no se me ocurriría en la vida tenerlos para niñas y, si me los ofrecieran, los rechazaría de forma tajante”, sostiene Bolea.

Desde la Unión de Consumidores de Aragón (UCA) se subraya el carácter poco habitual de estos disfraces, ya que “son bastante difíciles de conseguir, desde luego no en las tiendas normales”, aclara José Ángel Oliván, presidente de la UCA. “No obstante, aunque no sea habitual, está completamente fuera de lugar porque el disfraz es un juguete y no podemos pensar que una forma de jugar es utilizar símbolos sexuales”, sentencia Oliván.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión