Despliega el menú
Sociedad

Visualiza tus objetivos y consíguelos

Los atletas, antes de correr una carrera, se visualizan a sí mismos ganándola. Nosotros podemos hacer lo mismo y evitar que aparezcan nuestros miedos y resistencias.

Todos poseemos nuestro propio talento
Todos poseemos nuestro propio talento
Splitshire Torino

“Tenemos mucho más poder del que creemos”, afirma Félix Torán, ingeniero y escritor, cuyo su último libro presentado, ‘Eres talento’, explica que todos poseemos nuestro propio talento. “Está es nuestro interior y solo tenemos que buscarlo y dejarlo salir”, asegura. Las herramientas introspectivas -como la meditación o el mindfulness- y poner nuestras ideas por escrito nos ayudan a identificarlo. Llega entonces el momento de «crear las causas oportunas para que tenga una vía para manifestarse en el mundo práctico», explica.

Para lograr eso hay que ponerse manos a la obra: «La gente tiende a ser reactiva, pensamos que no podemos coger el volante de la vida sino dejarnos llevar por las circunstancias. Así, tu vida es un 90% de lo que te pasa y un 10% de lo que haces al respecto. Si quieres tener éxito en la vida tienes que pensar justo al contrario y ser proactivo, entonces esa tendencia se invierte y tu vida es un 10% de lo que te pasa, y un 90% de lo que haces al respecto», señala el escritor.

«La persona reactiva –dice Torán- se queda a esperar que las cosas pasen y se cansa de esperar y, al final, nada pasa y luego se queja, maldice, culpa a entidades que no existen, como la mala suerte. Al final, sigue donde estaba porque no ha hecho nada. Por el contrario, la persona proactiva se pone a generar causas que le lleven a esos efectos, y no es casualidad, sino causalidad, que antes o después terminen llegando».

Para iniciar ese camino causa-efecto necesitamos una visión de cuál es la misión a la que nuestro talento nos encamina. «La visión nos ayudará a fijar los objetivos correctos. Puedes tener éxito en lograr objetivos pero, si no se corresponden a tu misión, lo que va a ocurrir es que te sientas desorientado y pierdas el rumbo», explica el escritor.

Así, el talento «te permite tomar el mando de tu vida: cuando lo conoces, tu existencia está encaminada porque tienes tu misión, y cada vez que des un paso, tendrá sentido y serás feliz», afirma.

Hay que dejar que nuestro talento fluya. Para que esa potencialidad se manifieste en el mundo real «lo que funciona muy bien es usar el poder de la visualización creativa y del subconsciente», dice el escritor. «Los atletas, antes de correr una carrera, se visualizan a sí mismos ganándola, -explica-. Eso no les da unos poderes que no tienen, lo que sí va a lograr es que su mente no cree resistencias que frenen su potencial».

Nosotros podemos hacer lo mismo, según Torán: «Por la noche, visualizamos la jornada siguiente, con cada una de las tareas que vamos a realizar, como en una película donde todo eso sucede como queremos, sin ningún contratiempo». Si llevamos a cabo esta visualización, «estamos evitando que esos miedos y esas resistencias aparezcan. Al otro día, es increíble, porque parece que realmente hay una mano que te ayuda».

«Es la ley de la atracción, que tiene que ver con acceder a ese mundo del subconsciente, donde todo es armonioso, y donde reside el talento, y traerlo al mundo material”, dice Torán.

La ley de la atracción y el uso de la mente subconsciente, explica Torán, conecta con las leyes universales, y se basa en cuatro pasos:

- Visualización creativa. Es preciso ver en tu mente tu deseo con toda claridad, no como algo potencial sino verlo como si ya se hubiese hecho realidad. Para Torán «hay que ser merecedor de lo que pides, y que sea algo que no dañe a los demás. Si va en contra de las leyes universales, no actuará la ley de la atracción, y lo tendrás que conseguir por el ego, que es un pensamiento negativo».

- Sincronicidad. Ya está, hemos pedido algo con mucha claridad. Lo dejamos estar y seguimos con nuestra vida normal «pero estando atento a las señales, que las habrá», dice el escritor. ¿Qué puede ser una señal? «Esas aparentes casualidades, que te transmiten algún mensaje, pueden ser sueños, una palabra que te llama la atención, un momento de inspiración...., la inspiración es un momento de conexión directa con el mundo del subconsciente», dice Torán.

- Acción. No basta con pedir y pensar que todo llega, hay que pasar a la acción. «Si no actúas, tu deseo no va a venir caminando hacia ti, tienes que ir a buscarlo, trabajártelo», afirma el experto.

- Liberarse de las resistencias: Esta es la clave: «generalmente es el ego (que intentará hacerte creer que para triunfar debes luchar contra otras personas) y todos sus mecanismos interiores los que nos están frenando desde dentro, como, por ejemplo, las creencias limitantes ('yo no valgo para esto', 'yo no lo merezco') y los hábitos negativos de pensamiento», aclara Torán.

Etiquetas
Comentarios