Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Tercer Milenio

Raúl Angulo y el estudio de la gravedad en el Universo

El astrónomo chileno realiza simulaciones en el Centro de Estudios de Física del Cosmos de Teruel.

Alba Gómez Cabello.
Alba Gómez Cabello.

Comparando el Universo real con otros simulados por supercomputación, en los que se alteran algunos parámetros físicos, se obtiene "más información cosmológica", cuenta Raúl Angulo, el astrónomo del Centro de Estudios de Física del Cosmos de Aragón (CEFCA) que ha ganado el Premio Tercer Milenio en la categoría Joven Talento Investigador. Ha recibido también una beca europea Starting Grant, que le permitirá crear un nuevo grupo de investigación dedicado por entero a "incrementar tanto el número de simulaciones como la precisión de las mediciones".


Angulo, que llegó a Teruel, a Cefca, hace tres años y medio, publicó hace poco un artículo en una de las revistas de la Royal Astronomical Society sobre un tipo de simetrías existentes en el Universo. Su descubrimiento ha permitido a Angulo "desarrollar la manera de hacer simulaciones cincuenta veces más rápido que antes, de hacer en dos días las que antes hacíamos en dos meses, incrementando muchísimo el rango de alternativas".


Raúl Angulo sostiene el galardón que recibió de manos del director del Instituto Tecnológico de Aragón, Ángel Fernández (dcha.).


De hecho, para su futuro grupo de investigación, tienen planes de "llevar la simulación al siguiente nivel, que supondrá realizar miles de simulaciones en paralelo y aumentar así el número de hipótesis". Explica que, en este contexto, "podremos estudiar en detalle cómo es la Ley de la Gravedad en el Universo".


Todas sus simulaciones están orientadas a "entender cómo evoluciona el Universo, cómo aparecen las estructuras y lo que nos dicen acerca de las leyes fundamentales, como la de la gravedad...". Angulo elabora "algoritmos computacionales para simular las leyes de la física del Universo y verlo, así, desde su infancia hasta el presente, y ver cómo se formaron las primeras estrellas, las galaxias...".


Entender el Universo

Angulo sueña con quitar el adjetivo 'oscura' a toda la energía y la materia del Cosmos. Cree que "hay posibilidades de descubrir" eso de lo que está formada gran parte del Universo y cuya naturaleza desconocemos. "Hay muchos investigadores en el mundo buscando esto, en el Laboratorio Subterráneo de Canfranc, en el CERN de Ginebra...".


Mientras tanto, el astrónomo echa raíces en Teruel. "Ya tengo un hijo turolense". Antes estuvo en la Universidad de Durham (Inglaterra), en el Instituto Max Planck de Múnich (Alemania) y en la Universidad de Stanford (California), todo ello después de estudiar astronomía en su Chile natal.


Accésit / Alba Gómez Cabello Salud y calidad de vida. Los ciudadanos tenemos a nuestra disposición, en el campus universitario de San Francisco, en Zaragoza, un laboratorio de valoración de la composición corporal y la condición física. Alba Gómez Cabello, una de las investigadoras que trabajan en él, dice que "cualquiera puede ir a hacerse una valoración funcional". Ella es, además, profesora de Educación Física en el Centro Universitario de la Defensa y ha recogido un accésit en esta edición de los Premios Tercer Milenio en la categoría Joven Talento Investigador. Hizo su tesis sobre el envejecimiento, después de licenciarse en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte en Huesca. Forma parte del equipo de investigación GENUD (Growth, Exercise, Nutrition and Development) de la Universidad de Zaragoza. Su investigación consiste en "observar los cambios que se producen al envejecer y diseñar sobre ello estrategias basadas en el ejercicio y en la mejora de los hábitos de vida".


Accésit / Scott G. Mitchell Cuidando el patrimonio cultural. ¿Sabían que los muros exteriores de los edificios acumulan hongos y bacterias que terminan por deteriorar su estructura? ¿Y que hay científicos que buscan nanomateriales antimicrobianos para combatirlos? Scott Mitchell es uno de ellos. Trabaja en el Instituto de Ciencia de Materiales de Aragón (centro mixto CSIC-Universidad de Zaragoza) y acaba de recoger un accésit de los Premios Tercer Milenio en la categoría Joven Talento Investigador. "El biodeterioro se produce sobre todo en papel, cuero y piedra y es un problema para el patrimonio cultural", explica Mitchell. Actualmente, el científico escocés, que antes trabajó en el Instituto de Nanociencia de Aragón, participa en un proyecto ComFuturo del CSIC evaluando los primeros nanomateriales que podrían acabar con los hongos que confieren a los edificios ese color rosáceo. Augura que "terminaremos tratando la calidad del aire para proteger el patrimonio".


Ir al suplemento  de los Premios Tercer Milenio.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión