Despliega el menú
Sociedad

Tercer Milenio

Tercer Milenio

Aerogeneradores a 50 metros de profundidad

Sisener ha realizado la ingeniería de una nueva cimentación de aerogeneradores con destino oceánico. Con ella, aumenta la producción y disminuyen los costes

Aerogeneradores a 50 metros de profundidad
Aerogeneradores a 50 metros de profundidad

Ahora mismo, si España quisiera, ya podría levantar aerogeneradores en alta mar con una cimentación muy novedosa de micropilotes que se inyectan al fondo submarino.

Para energía eólica, esta nueva tecnología permitiría ubicar la cimentación del 'molino' a mayor profundidad (50 metros), o sea más lejos de la costa, y “con un ahorro considerable en costes de instalación”, cuenta Javier Sanz, director de Sisener Ingenieros, la empresa aragonesa que tiene ya diseñada la primera plataforma de estas características.

Al no haber accidentes geográficos en alta mar, los aerogeneradores producen más; en torno a un 30% más que los terrestres. “El aire es más laminar y energético”, dice Sanz. En otros países ya lo han comprobado. En el norte de Europa sobre todo. Pero allí, todavía, se montan 'molinos marinos' sobre monopilotes u otro soporte denominado jacket, ambos de costosa fabricación e instalación si se comparan con la nueva tecnología patentada por el Grupo de Ingeniería Oceánica (GIO) de Tenerife.

Toda la ingeniería ha sido realizada por Sisener, siguiendo las directrices de dicha patente.

Los pilotes como base de cimentación son utilizados desde la antigüedad. Prueba de ello son los que sustentan algunas casas de Venecia. Sin embargo, la nueva plataforma de GIO y Sisener está a mil años luz de aquellos soportes. Está hecha de acero y hormigón. Incluye sistemas de flotación, para llevarla hasta su destino, y sistemas hidráulicos para, una vez fijada la cimentación, desplegar los cien metros de la torre y la góndola con las aspas.

La torre telescópica es también una innovación introducida por GIO y Sisener en este nuevo diseño de aerogenerador.

El proyecto para su construcción e instalación en aguas del archipiélago canario fue impulsado, hace unos años, por el Centro Nacional de Energías Renovables, aunque aún no ha sido llevado a cabo. La ingeniería, no obstante, es ya real, “los cálculos son reales y están validados”, confirma Sanz. Sisener ha diseñado la cimentación y ahora ésta espera llegar pronto a las profundidades de algún mar.

Y tiene otro punto a su favor: “La plataforma que sustenta el aerogenerador se construye en el puerto más cercano al lugar de la instalación -explica el director de Sisener-; como es flotante, se transporta después a ese lugar, se fondea y se inyectan con presión los micropilotes que anclarán la cimentación; y al final se eleva la parte superior.

De este modo, trabajando en el mismo puerto, se fomenta el empleo local en la construcción, el montaje y el mantenimiento de la plataforma”.

Pero esto no es todo. El colmo del aprovechamiento es colocar unas mallas en torno a la plataforma y situar ahí una piscifactoría. Es opcional, claro, pero es posible.

Por todo ello, Javier Sanz augura un aumento de las instalaciones aerogeneradoras marinas “a corto plazo”.

Etiquetas
Comentarios