Sociedad
Suscríbete por 1€

Las toallitas que van al inodoro atascan la red de alcantarillado

El Ayuntamiento de Valencia pondrá multas de hasta 300 euros a quien las vierta al inodoro.

Las toallitas húmedas empezaron siendo un recurso fácil y cómodo para la higiene, pero ahora las hay específicas para casi todo: para limpiar la tele, para repeler mosquitos o para eliminar olores.

Tan exagerada es su presencia que las usamos hasta cuando no las necesitamos y, muchas de ellas, terminan en el inodoro. Ahora el Ayuntamiento de Valencia les ha declarado la guerra.

El problema de las toallitas es que acaban atascando las estaciones de bombeo y la red de alcantarillado. Y aunque casi nadie admite que las tira al inodoro. Lo cierto es que sólo en Valencia se retiran tres toneladas al año en los sistemas de saneamiento.

Por eso se multará con hasta 300 euros a quien lo haga y eso se sabrá con inspecciones. En los paquetes de las toallitas suele venir indicado si se pueden tirar o no por el inodoro, pero dicen los expertos que aunque sean biodegradables pueden tardar meses en eliminarse. Solucionar estos problemas cuesta a cada español entre 4 y 6 euros al año. Y no siempre se consiguen retirar porque muchas de esas toallitas acaban en los ríos o en el mar.

Etiquetas