Despliega el menú
Sociedad

Moda

Las jóvenes quieren las joyas de las famosas

'Sexo en Nueva York' fue una de las primeras series en la que las firmas de joyería empezaron a anunciar sus creaciones, una tendencia que llega a España.

Sara Carbonero
Las jóvenes quieren las joyas de las famosas

Con el éxito de las pulseras 'rosario' de Sara Carbonero o el collar de Carrie Bradshaw, la protagonista de "Sex in the City", las firmas de joyería se han dado cuenta de que el espectador no copia solo la ropa, sino que se fija en detalles más pequeños como las joyas, un filón comercial.

Las jóvenes buscan estilismos completos y toman como referencia a las celebridades y, sobre todo, a los protagonistas de sus series favoritas como 'Sexo en Nueva York', una de las primeras ficciones en la que las firmas de joyería empezaron a anunciar sus creaciones.

Cuando se estrenó la segunda película, inspirada en la serie de televisión, 'Sex in the City 2', en 2009, los 'looks' y accesorios de las protagonistas se pusieron a la venta en la web oficial del filme. Incluso, la conocida firma de joyería Swarowski diseñó ex profeso un bolso de brillantes, el modelo 'Power Silver Shade', para que Carrie lo luciera en algunas escenas de la película.

En esta cinta, las solteras neoyorquinas deciden hacer un exótico viaje para huir del estrés, y qué mejor lugar que Dubai para lucir los místicos diseños de la firma Agas & Tamar, que también viste, ocasionalmente, la cantante Rihanna, y las arriesgadas joyas del argentino Rodrigo Otazu, que igualmente se han colgado otras divas como Madonna o Beyoncé.

La precuela de esta serie llegará en los próximos meses a nuestro país bajo el título 'The Carrie Diaries' pero la cadena de oro, alojada en el cuello de Sarah Jessica Parker, donde se leía "Carrie" será sustituida por una "C" diseñada por la joyera Alex Woo.

En esta nueva serie de moda también se ha embarcado el joyero de las estrellas, Daniel Espinosa que, como cuenta a EFEstilo, ya apostó en un primer momento por mostrar su trabajo en la exitosa serie juvenil 'Gossip Girl', que comparte productores y estilista con 'The Carrie Diaries'.

El mexicano opina que la aparición de las colecciones en series americanas "es muy interesante porque son personajes a emular". Blair Waldorf, el papel que encarna en la serie la actriz Leighton Meester, resplandece en numerosas escenas con las joyas maximalistas del creador.

Espinosa confiesa que con estas apariciones en la gran pantalla ha conseguido que los collares "que estaban pensados para mujeres de cuarenta, hoy las chicas de veinticinco se animen a usarlos".

Las historias del Upper East Side han creado tendencia porque, según cuenta el joyero, "el uso de dos brazaletes iguales en ambos puños no se había utilizado más que en pasarelas y ahora está saliendo a las calles".

Las marcas españolas también apuestan por este tipo de publicidad, un ejemplo es la firma valenciana de alta joyería en plata, Labruixeta, que ha tenido sus apariciones en el programa 'Más Gente' y que busca "caras famosas que reflejen éxito profesional, modernidad, belleza y sobre todo juventud" para llevar sus creaciones.

Famosas nacionales como Anne Igartiburu, Susana Griso, Mar Saura o Sara Carbonero llevan las pulseras con sedas decoradas artesanalmente que caracterizan a la marca ya que "lucen la firma porque les gusta", asegura a EFEstilo, Marisa Felip, responsable de comunicación de la firma, quien explica que han logrado una "buena relación" con ellas y sus asesores de imagen.

Felip afirma que los modelos que lucen tienen una mayor demanda que el resto de joyas de la colección; "el cliente va a la joyería y pide la pieza haciendo referencia al nombre de la famosa".

De todas estas mujeres de éxito, la más imitada es, sin lugar a dudas, la periodista Sara Carbonero, que ha dictado tendencia con diseños internacionales como los de las firmas Folli Follie, Link London, Lotus o la de bisutería Alex and Ani, que también han vestido otras estrellas como Cameron Diaz, Eva Mendes, Renee Zellewegger, Gwyneth Paltrow, Shakira o Taylor Swift.

Ante la crisis del sector y el elevado precio actual del oro, el mundo de las joyas busca su público objetivo en los jóvenes que comienzan a trabajar y a crear un patrimonio propio, por eso las marcas apuestan por "embajadores" que sean modelos a seguir para la juventud.

Etiquetas