Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Moda

Miranda Kerr, de ángel de Victoria a Mango

La cotizada modelo de Victoria's Secret coge el testigo de Kate Moss en la firma española.

Con unos minutos de retraso hacía su aparición en el hotel Villamagna, unos de los ángeles más cotizados del mundo, Miranda Kerr, pero en esta ocasión, no será de Victoria's Secret, sino de Mango,una de las firmas españolas más internacionales. 

Miranda Kerr coge el testigo de la que ha sido imagen en las últimas campañas, Kate Moss. Con una chaqueta en color crudo y camiseta blanca y jeans rotos blanco, con unos altos zapatos de salón a juego deslumbró y se ganó a la prensa que la esperaba. Miranda se ha presentado como una gran embajadora: "estoy muy orgullosa de haber sido elegida para representar una marca que abraza la idea de mujer fuerte y femenina, tan versátil, con mucha personalidad e inspiradora."

Y alabó a la firma: "Estoy encantada de colaborar con Mango para la temporada Primavera/Verano 2013. Nos lo hemos pasado muy bien rodando la campaña y ha sido muy fácil trabajar con todo el equipo. Además, MANGO es una marca que me encanta. ¡Siempre encuentras la prenda perfecta para cada ocasión!".

Sabiendo como dar lo mejor de sí misma, posó durante largo rato mientras se tocaba continuamente el pelo para darle más volumen. Kerr, encantada de estar y trabajar en España, comenzó diciendo que entendía los malos momentos que vive la economía pero que por eso Mango es una marca de lujo asequible. Unos vaqueros y una camiseta te los puedes poner sea para el día o por la noche. Considera que la moda puede sobrellevar un poquito la crisis y la moda puede ser una forma de expresarse uno mismo.

La modelo no tuvo reparos en hablar de su relación con Orlando Bloom, una de las más sólidas de Hollywood. "Creo en la comunicación entre dos personas", afirma. Se define como una mujer de negocios y toda esa fuerza que pone en su profesión la pone también en su relación, "porque las relaciones son duras y hay que esforzarse".

La nueva imagen que dentro de poco veremos en las marquesinas publicitarias comentó que tanto a ella como a Orlando les encanta bailar y contó uno de los secretos de tener el tipo que luce: "Hago yoga desde hace más de diez años, pero lo que realmente me mantiene en forma es pasar mucho tiempo bailando y corriendo con mi hijo".

En palabras de la joven, su marido asume su condición y explica que cuando lo conoció ella ya era ángel de Victoria's Secret y lo entiende, lo respeta y lo valora.

Sus claves de estilo son los vaqueros y las mezclas imposibles. De hecho, confiesa que le roba la ropa a Orlando Bloom y que dependiendo de donde tenga que ir, ya no solo se viste si no que se disfraza.

De sus palabras se deduce que es muy familiar y que le encanta ser la mejor madre del mundo. Por eso, intenta que su hijo Flynn le acompañe a donde tenga que ir y compartir juntos todo.

Respecto a la cocina, otra de sus pasiones, la australiana -que estudió nutrición- comentaba: "hay que darle al cuerpo los nutrientes que necesita y aunque siempre controlando, nunca hay que privarse de nada, ¡la vida hay que vivirla!". Lo más importante -añade- es el equilibrio y aunque muchas modelos siempre alardean de comer dulce, a ella no le cuesta afirmar que la idea está en reprimirse cuando ve la tableta de chocolate para no comérsela entera.

Etiquetas