Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Suspende el juicio

Arantxa Sánchez Vicario llega a un acuerdo amistoso con sus padres

El acuerdo llega tras el revuelo que causó la publicación de sus memorias.

Arantxa Sánchez Vicario
Arantxa Sánchez Vicario: "Mis padres me han anulado"
AFP PHOTO

Después de todo el revuelo que causó la publicación de las memorias de Arantxa Sánchez Vicario, ha llegado la fecha clave para verse las caras en los tribunales, pero parece ser que ambas partes no quieren que un juez dictamine así que han retrasado el juicio para intentar llegar a un acuerdo.

La única vez que la ex tenista ha dado la cara y comentado sobre este asunto ha sido en la presentación de sus memorias en la Casa del Libro de Barcelona el pasado mes de febrero, en la cual defendió su postura entre lágrimas y ante decenas de medios de comunicación.

Entre tanto, cada movimiento y comentario de Arantxa ha sido estudiado al detalle, pero quien ha vuelto a hacer declaraciones sobre el estado de su demanda con sus padres ha sido su abogado Juan José Burgos Bosch.

El letrado ha sido quien ha explicado la situación del litigio entre la ex tenista y sus padres. Al parecer, ambas partes han solicitado la suspensión del juicio porque Arantxa quiere llegar a un acuerdo amistoso con sus progenitores "antes de que las cosas vayan a más", comunica su abogado.

Lo que pretende la ex tenista es reclamar el piso donde viven sus padres en la Avenida Diagonal de Barcelona, y para ello solicitaba que se anulara el documento en el que Arantxa les cede su uso.

Ante los comentarios que ha causado la situación financiera de Arantxa Sánchez Vicario, y para evitar una vista oral en el juzgado, la ex tenista ha dado marcha atrás en el litigio. "La intención es buscar una solución fuera de los tribunales y llegar a un consenso", anunciaba Juan José Burgos Bosch.

Así pues, puede que este hecho haga que ambas partes por fin se sienten frente a frente y lleguen a un acuerdo, aunque no está tan claro si algún día conseguirán hacer las paces tras haber puesto en manos de sus abogados sus problemas familiares.

Etiquetas