Sociedad

Gente

La siesta de Mar Flores

La ex modelo, que a sus cuarenta y tres años luce una figura envidiable, no dudó en disfrutar de una "cabezadita" bajo el sol ibicenco.

La siesta de Mar Flores
EUROPA PRESS

Las vacaciones son para disfrutar, dejar pasar el tiempo y relajarse. Y si no que se lo digan a Mar Flores que la han pillado 'in fraganti' mientras se echaba una siesta al más puro estilo 'español' sobre la cubierta del yate de su marido, el empresario Javier Merino.

La ex modelo, que a sus cuarenta y tres años luce una figura envidiable, no dudó en disfrutar de una "cabezadita" bajo el sol ibicenco. Ajena a los objetivos, la madrileña se mostró muy natural, durmiendo de un lado y luego del otro sobre la cubierta del yate, dejando claro que conserva el tipazo de sus años de pasarela.

Aunque tras la 'siestecita' y a pesar de su impresionante tipazo, Mar dejó claro para alegría de muchas, que es tan mortal como cualquiera.Y que la cara de sueño al despertarse no se la quita nadie. La actriz nos obsequio con su 'look' muy natural, con el pelo recogido en un moño improvisado y aún con los ojos semicerrados, una imagen muy diferente a la que nos tiene acostumbrados.

Mar Flores está disfrutando de unos merecidos días de descanso en compañía de su marido, Javier Merino, y sus cuatro hijos pequeños Mauro, Beltrán y los mellizos Bruno y Darío, que cumplieron un año en febrero, aunque solo faltaba su primogénito, Carlo, fruto de su primer matrimonio.

Estos días, está aprovechando para disfrutar de largas jornadas de sol y mar en las playas de la isla y también, por qué no de las siestas.

Etiquetas