Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Casado y con 5 hijos, fue despedido en 1997

Estrasburgo avala a España en el despido de un cura como profesor de religión

El despido se produjo tras la aparición en la prensa de una foto con su familia en un acto del Movimiento Pro Celibato Opcional, del que era miembro.

Efe. Estrasburgo Actualizada 15/05/2012 a las 12:57
4 Comentarios

 El Tribunal Europeo de Derechos Humanos sentenció que España no violó el convenio de Derechos Humanos en el caso de José Antonio Fernández Martínez (Cieza, 1937), un sacerdote casado y con cinco hijos que fue despedido como profesor de religión en 1997.

Fernández se ordenó cura en 1961 y en 1984 pidió un dispensa del sacerdocio, concedida 13 años después, para casarse por lo civil en 1985.

Según el demandante, profesor de religión en varios institutos de Murcia entre 1991 y 1997, el despido se produjo tras la aparición en la prensa murciana en noviembre de 1996 de una foto suya con su familia en un acto del Movimiento Pro Celibato Opcional, del que era miembro.

Por ello presentó una demanda ante el Tribunal de Estrasburgo invocando los derechos al respeto de la vida privada y familiar, a la prohibición de la discriminación, a la libertad ideológica y de expresión, y a un juicio justo del citado Convenio.

La no violación del primero de ellos salió adelante por seis votos contra uno, pero la cuestión principal que se planteó la Sala Tercera del Tribunal fue saber si el Estado estaba obligado a defender el derecho a su vida privada frente al derecho de la Iglesia católica a no renovar su contrato.

La sentencia indicó que los motivos de la no renovación del contrato "son de naturaleza estrictamente religiosa" y añadió que los principios de libertad religiosa y neutralidad "le impiden ir más lejos" en el examen de la proporcionalidad de esa medida.

El texto afirma que el demandante tuvo que ser consciente "de las particularidades de la relación laboral en este tipo de puesto y del derecho del obispo de proponer o no a los candidatos", y recuerda que las exigencias profesionales en este caso se encuentran en "la ética basada en la religión y las convicciones".

El voto contrario lo expresó el juez ad hoc español Alejandro Saiz Arnaiz, quien mantuvo que la no renovación "fue una violación" del artículo referente al derecho al respeto de la vida privada y familiar.

La defensa del demandante, que tras su despido obtuvo prestaciones por desempleo y encontró un trabajo en un museo, en el que estuvo hasta su jubilación en 2003, dispone de tres meses para solicitar el reenvío del caso a la Gran Sala del Tribunal, compuesta por 17 jueces.


  • Coloel15/05/12 00:00
    Eso si que hay que plantearselo, la asignatura de Religión católica, simplemente por lo que pone en esos libros; que no es la verdad de la representación de Dios, está muy adulterado. Otra cuestión es que sea una asignatura para que la gente odie la Iglesia con el tiempo, entonces silencio.
  • maria15/05/12 00:00
    A ver si lo entiendo, al profe que es cura, si , por expresar su opinión, y a la profesora divorciada que vulnera el principio de indisolubilidad del matrimonio de la religión que enseña no. Es decir, expresar una opinión contraria es más grave que el hecho de hacer lo contrario. Pues no entiendo nada.
  • orión15/05/12 00:00
    María, ninguno de los dos vulnera ningún principio. Cuando la religión trate de entender la democracia, tal vez sea menos odiada, entre tanto seguirá teniendo muchísimos detractores.
  • cara15/05/12 00:00
    que no lo despidieron. el jeta se queja porque se le acabo el contrato y no le renovaron. seria que ya no les interesaba a los contratantes. cuando se acaba un contrato te pueden renovar o no.


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo