Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Nueva en el programa de Semana Santa

Huesca celebra su procesión del Resucitado

José Luis Gómez, portavoz de la Vera Cruz, mostró su satisfacción tras la buena acogida de la procesión de Viernes Santo.

Procesión del Santo Entierro
Huesca celebra su procesión del Resucitado
RAFAEL GOBANTES

“Hizo una tarde muy buena, pudimos terminar sin ninguna prisa y sin una gota de agua. La tarde fue muy buena y hubo mucho público”. Son las palabras de José Luis Gómez, portavoz de la Archicofradía de la Santísima Vera Cruz de Huesca, a modo de balance de la jornada de Viernes Santo. Todo un lujo, ya que el popular desfile de los romanos previsto por la mañana tuvo que suspenderse a causa de la lluvia y la concentración de tambores y bombos tuvo que acelerar su finalización.

La procesión contó además este año, como destacó Gómez, con numerosas novedades. Se estrenaba, por un lado, la nueva peana del Cristo Yacente, que salía por primera vez a la calle sin ruedas, sobre los hombres de una docena de costaleros. Pudo verse además, completamente restaurado y con nueva iluminación, el paso de la Caída de Jesús en la Calle de la Amargura, realizado por Tomás Marqués en 1906 a partir de una obra anterior de Salzillo. Fue además la primera procesión de Viernes Santo del nuevo obispo, Julián Ruiz y el primer acto público del nuevo director de la Banda de Música de Huesca, Alejandro Escuer.

“Es un privilegio poder sacar en procesión pasos como el de Jesús atado a la Columna, con más de 300 años de antigüedad, ya que en la Guerra Civil, afortunadamente, no se perdió ninguna imagen. Los turistas que están visitando ahora la ciudad están muy sorprendidos con que la ciudad cuente con todo este patrimonio de Semana Santa”, aseguró el portavoz de la Archicofradía de la Vera Cruz.

En su opinión, cada uno de los 20 pasos cuenta así con su atractivo particular, tanto los que se portan sobre ruedas, como los que se llevan a hombros: Nuestro Padre Jesús Nazareno, el Cristo de los Gitanos, el Cristo del Perdón, el Cristo de la Esperanza y desde este año, el Cristo Yacente, que suelen ser además, los que más saetas reciben de los artistas espontáneos. “La procesión varía, lógicamente, dependiendo de los ojos con los que la mira cada uno. Hay quien prefiere los pasos realizados por Coscolla, más grandes y con los rostros más vigorosos y los gestos más marcados, como los de odio de los romanos y quien prefiere las tallas realizadas por Márquez, de apariencia más suave”, aseguró Gómez En total, entre cofrades y otros grupos, participaron en la procesión del Santo Entierro oscense alrededor de 1.400 personas.

Encuentro en la plaza de San Pedro

La Archicofradía de la Santísima Vera Cruz es así la encargada de coordinar la Semana Santa en la capital oscense. El programa que han preparado finalizará la mañana de hoy, Domingo de Resurrección, con la celebración de una nueva procesión, la del Cristo Resucitado, que se celebra por primera vez, junto con la del Cristo de los Gitanos, que recorrió el casco histórico de la ciudad la noche de Domingo de Ramos.

La figura del Cristo Resucitado, que se encontraba hasta el momento en el Museo Diocesano de Huesca, será llevado a hombros sobre la misma peana en la que se transportó el viernes al Cristo Yacente. Partirá a las 11.00 de la iglesia de Santo Domingo para pasar después por el Coso Bajo y la calle de Ramiro El Monje. En la plaza de San Pedro se encontrará con la imagen de la Virgen de la Esperanza, que se venera en la iglesia de la catedral. Está prevista la participación de todas las cofradías de la ciudad. A las 12.00 se celebrará además la eucaristía de Resurrección en la catedral presidida por Damián Iguacén, obispo de Tenerife.-

Etiquetas