Sociedad
Suscríbete

Tercer Milenio

Nuevas necesidades, nuevos materiales

None

El ocio de una élite puso en peligro de extinción a un animal que no tenía más depredadores que los humanos y que deben su nombre a un material, del que eran la mayor fuente natural. La afición de las clases altas por la música y el deporte hizo que llegaran a matarse 100.000 ejemplares al año.

Tan preocupante era la situación (la escasez de suministros) que un fabricante de material deportivo ofreció un premio de 10.000 dólares. Pero esa recompensa no era para un cazador, sino para el inventor de un sustituto de aquel preciado material natural. Por lo que se sabe, nadie llegó a cobrar el premio, que hoy equivaldría a más de 100.000 euros.

Fueron varios los científicos que contribuyeron a desarrollar un material artificial, con el problemilla de que a veces ardía o explotaba. El que perfeccionó la fórmula fue un estadounidense, que hizo una jugada química a dos bandas y logró la carambola. Su gran premio fue la patente de este material, en una forma más estable y comercialmente viable. Además, recibió un importante galardón químico en su país.

¿Quién fue aquel inventor y cuál es el nombre de ese nuevo material? Su historia es de película y ha vuelto a sus orígenes: ahora solo se usa para la música y el deporte.

El plazo para enviar las respuestas de este nuevo enigma, a través de milenio@heraldo.es, concluye el 30 de septiembre. Entre los acertantes sortearemos tres camisetas de divulgación científica cedidas por Big Bang Ciencia. No olvides indicar en tu mensaje qué modelo y talla prefieres.

¡Suerte!

CONSULTA LAS BASES.

ENLACES:

>>>Web del CSIC sobre el Año Internacional de la Química.

>>>Foro Química y Sociedad.

>>>International Year of Chemistry. 

Etiquetas