Despliega el menú
Sociedad

SEMANA SANTA

'Salidhijas' para rememorar la Pasión de Cristo

Desde hace más de 500 años Sarrión rememora, con solemnidad y de manera singular, la pasión y resurrección de cristo. El municipio tan solo cuenta con una cofradía la de la Sangre de Cristo, que data del año 1500, y que en la actualidad está formada por 500 cofrades.

Los mayordomos de la Sangre de Cristo
'Salidhijas' para rememorar la Pasión de Cristo
COFRADíA SANGRE DE CRISTO

Sarrión cuenta con una Semana Santa muy arraigada tanto cultural como religiosamente pero sin embargo sigue siendo desconocida para muchos. En su celebración se vuelca todo el municipio, que colabora en lo que haga falta a la hora de organizar y colaborar con los tres mayordomos, que han sido nombrados con el objetivo de preparar los actos. Unos mayordomos que cada año van cambiando de cargo: primero son nombrados entrantes, al siguiente ejercen de actuante y en su último año actúan de saliente. Pertenecen a la cofradía de la Sangre de Cristo, una institución que cuenta con más de cinco siglos de antigüedad.

El acto más importante y singular tiene lugar el Viernes Santo, a partir de las once de la mañana, con la celebración de la procesión del Pregón o 'Salidhijas', un total de 285 versos anónimos que se van entonando abriendo así la comitiva de la procesión. Los encargados de cantarlos son los hombres,  tras ellos va el resto de la comitiva repitiendo los versos. «Cada cien metros paran, los que van al final se encargan de cantar un pregón de llamamiento a la celebración de la muerte del Señor, y así a lo largo de casi dos horas. Cualquier persona se puede acercar, respetando las primeras voces, porque en la puerta de la iglesia se dejan folletos con los versos para que todos pueden ir de acompañamiento en la procesión», comenta Pedro Cercós, presidente de la Cofradía de la Sangre de Cristo. Además en esta procesión también está previsto que salga la guardia romana, los diversos pasos, los estandartes así como los grupos de tambores y cornetas.

Vestimenta

Otra singularidad de la Semana Santa sarrionense es la vestimenta que lucen los mayordomos. Unos trajes que no se conoce a ciencia cierta el origen, pero de los que si se sabe que guardan cierta similitud a lo referidos en el Quijote. Sombrero de fieltro, túnica negra y sobre esta unos balones, una especie de toquilla negra revestida de tul negro que llevan sobre los hombros los mayordomos, así como algunos de los porteadores y cofrades. «La diferencia fundamental respecto a los demás es que los mayordomos llevan túnicas con cola, lo que permite diferenciarlos de los demás», aclara Cercós.

Una tradición prevé mantenerse por muchos años gracias al interés de la gente joven que participa, desde edades muy tempranas, llevando los estandartes y los pasos, y cuyas peculiaridades la diferencian de cualquier otra celebración a lo largo del territorio turolense.

Etiquetas