Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Tercer Milenio

Ya estamos en isla Decepción

None

La base Gabriel de Castilla, en isla Decepción
antártida
ET

El geofísico Javier Galeano continúa contando sus aventuras rumbo a la Antártida en el blog de Tercer Milenio, ‘De cero a ciencia’. El pasado día 19, tras algunos retrasos y peripecias, embarcaba, desde Punta Arenas (Chile) en el buque de investigaciones oceanográficas Las Palmas. Javi suponía que no tendría conexión a internet hasta llegar a la base de isla Decepción. Y también albergaba serias dudas de mantener el estómago en su sitio para poder escribir.

No exageraba. Un barco que, en su primera visita al puerto, le pareció pequeño, aunque «también precioso, tan rojo, tan activo, y tan lleno de vida», iban a atravesar el paso de Drake. El paso más corto desde tierra firma al continente antártico y la zona del mundo con aguas más tormentosas. Es, cuenta Javi, «el gran problema que mantiene a los científicos atados a sus camas», «se dice que las olas pueden llegar a los 10 metros, cosa que sucede no pocas veces». Mucha gente le ha deseado buena mar desde los comentarios del blog. Algunos, como Ricar, le han dado consejos contra el mareo: «Vida de marmota: comer y dormir». Y muchos han opinado sobre si, como hacían antaño los marineros que se graduaban pasando el cabo de Hornos o el Drake, debería ponerse un pendiente en la oreja izquierda. Su explicación sobre los cotilleos: «Que somos científicos y curiosos por naturaleza» también ha traído cola en los comentarios. Mar le sugería que se llevara algo insólito, «algo que no tenga nada que ver con la Antártida y que te parezca divertido o loco o simplemente lo primero que se te pase por la cabeza. Después de estar trabajando en condiciones extremas, con las mismas personas y por varios días, estos objetos insólitos ayudan a seguir adelante». No sabemos si le dio tiempo de conseguirlo, pues al cierre de esta edición, aún no teníamos nuevas noticias de Javi, que debe de estar ya en tierras antárticas, pero antes de zarpar confesaba que «si lo hubiera pensado, me llevaría una sevillana bailando, de esas que ponían las abuelas encima de las televisones, y que ahora no se pueden poner porque son planas».

>>>>>Sigue sus pasos en nuestro blog, 'De cero a ciencia'.

 

Etiquetas