Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Tercer Milenio

Ciencia que enamora a la cámara

El mundo a través de un microscopio puede llegar a ser muy hermoso, pero no siempre. La sensibilidad para apreciarlo no es obligatoria, no puntúa ni se puede patentar. Encontrar la belleza depende de los ojos con que uno mire el mundo. Una especial forma de mirar que comparten los participantes en los concursos de fotografía Fotciencia, organizado por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, y San Alberto Magno, organizado por la Facultad de Ciencias de la Universidad de Zaragoza, en colaboración con el Ayuntamiento de Zaragoza. Vieron la belleza y se pararon a recogerla para mostrársela a otros. Su 'arma' de capturar y compartir fue la fotografía, capaz de detener el tiempo, incluso en procesos rápidos o difíciles de contemplar, incluso en lugares recónditos o a escalas diminutas. Las imágenes ganadoras expresan armonía o desasosiego, descubren la cara oculta de la naturaleza o el laboratorio, hasta pueden leerse como metáfora de la sociedad y las turbulencias que sufre.

'Noche estrellada de Van Gogh (Sterrennacht)', primer premio en la categoría Micro de Fotciencia
fotciencia 1
MARTí BUSQUETS FITé Y MíRIAM VARóN

NOCHE ESTRELLADA EN EL FONDO DEL MICROSCOPIO

Un misterioso cielo nocturno esperaba a Martí Busquets Fité (Barcelona) y Míriam Varón en el fondo de un microscopio óptico. La imagen que tomaron les ha valido el primer premio en la categoría Micro de Fotciencia. Las nanopartículas continúan triunfando en la pasarela, pues este artístico paisaje surgió en el curso de la observación de hilos de cobalto formados a partir de nanopartículas magnéticas de cobalto de 8 nanómetros previamente sintetizadas. Estas partículas se autoensamblan tras ser depositadas sobre una superficie de grafito altamente orientado, dando lugar a estas bellas estructuras filamentosas y entrelazadas que titularon ‘Noche estrellada de Van Gogh (Sterrennacht)’.

LA PREHISTORIA DEL ÁMBAR

El árbol muere y la gota de resina, con un mosquito dentro, se polimeriza ayudada por el enterramiento entre areniscas o calizas. Es el inicio de un proceso que dura millones de años, ‘El comienzo del ámbar’. Estas piedras de ámbar tienen una importancia vital en el conocimiento de algunos seres vivos ancestrales que quedan en su interior, atrapados en el tiempo. Su estudio puede aportar datos fundamentales sobre sus características originales. Esta imagen, que firma Pedro Ramos (Madrid), consiguió el primer premio de la categoría General de la última edición de Fotciencia.

Etiquetas