Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Tercer Milenio

CIENCIA A TU ALREDEDOR

Guitarras eléctricas. El sonido del siglo XX

Los músicos Beauchamp y Les Paul querían que el sonido de sus guitarras, relativamente débil, no se perdiera con el sonido de la orquesta. Para lograrlo inventaron las guitarras eléctricas, que han sido la clave del rock & roll. Sin pretenderlo, con su invento revolucionaron los sonidos del siglo XX.

Esquema de la válvula triodo
válvula triodo

Desde un punto de vista popular, pocas dudas hay de que la música que más ha influido en el siglo XX ha sido el rock & roll, para el que las guitarras eléctricas son decisivas. Así que no parece exagerado decir que ellas cambiaron el sonido del siglo XX. Sin embargo, sus inventores pretendían algo mucho más modesto: que su instrumento se oyera, que no fuera apagado por el resto de la orquesta. Lógicamente todos los instrumentistas quieren que su instrumento destaque, pero cuando una guitarra, a principios de siglo XX, sin micrófonos ni amplificadores, tenía que competir con el contrabajo, la batería o el piano lo tenía difícil.

¿CÓMO LOGRAR QUE MI GUITARRA SE OIGA?

La cuerda de una guitarra tiene un sonido muy débil. Se amplifica en el cuerpo de la guitarra, que actúa como caja de resonancia. Sin ese cuerpo de madera, las cuerdas apenas se oirían. Pero, con todo, su sonido es débil. George Beauchamp era violinista y guitarrista y, como muchos otros en la década de los veinte, quería encontrar una forma de que sus instrumentos destacasen. Se le ocurrió poner una bocina amplificadora, similar a la de los gramófonos de la época, pero no funcionó. Un segundo paso fue hacer la guitarra con un cuerpo metálico y añadir tres bocinas que actuasen de amplificadores, pero tampoco funcionó. Lo intentó con un solo cono, tampoco. El ukelele es un instrumento que utiliza cuerdas metálicas. Beauchamp inventó una guitarra similar con cuerdas metálicas. En la década de los veinte era vox populi que un hilo metálico que se moviera dentro de un campo magnético producía una distorsión que podía amplificarse. Basándose en ese principio funcionaban ciertas cabezas lectoras de determinados ‘pickups’ y algunos micrófonos telefónicos. La amplificación era posible porque existían los amplificadores electrónicos, que eran un derivado de la válvula triodo inventada por Lee de Forest.

¿CÓMO FUNCIONA UNA ‘PASTILLA’?

Beauchamp y Les Paul utilizaban instrumentos con cuerdas metálicas y pensaron que podían hacer algo similar a lo de los ‘pickups’, podían poner muy cerca de las cuerdas metálicas captadores que permitieran amplificar las pequeñas perturbaciones eléctricas que ellas producían. Así nació la idea de la ‘pastilla’.

Las cuerdas son metálicas, de un material magnetizable. El captador es una bobina enrollada en torno a un imán. El imán magnetiza un trozo de la cuerda que, al vibrar, produce una corriente eléctrica en la bobina. Es una corriente muy débil, pero, con un buen amplificador y unos buenos altavoces, puede escucharse perfectamente. De este modo se lograba lo que ellos querían: que su instrumento se oyera. Ahora ya no dependía del volumen que era capaz de producir su guitarra, sino del amplificador y de los altavoces.

¿CÓMO LLEGARON AL MERCADO?

Ellos estaban en contacto con una factoría electrónica que se llamaba Rickenbacker; con sus ideas propias más la ayuda técnica de la factoría fabricaron la primera ‘pastilla’ en 1931. Su idea era que la pastilla se pusiera debajo de las cuerdas metálicas de una guitarra convencional. Muy pronto descubrieron que no solo lograban amplificar los sonidos, también conseguían nuevos sonidos. Sus pastillas fueron un éxito comercial.

¿CÓMO EVOLUCIONARON?

Tras ese triunfo inicial, hubo varios fabricantes que se apuntaron a la nueva corriente de las guitarras eléctricas. En 1937, Gibson introdujo las guitarras españolas eléctricas. Los instrumentos eran muy similares a los clásicos, pero, en realidad, la caja de resonancia, cuya misión era amplificar, ya no servía para nada, sencillamente no era necesaria.

En 1948, Leo Fender hizo la primera fabricación en serie de guitarras eléctricas de cuerpo sólido, sin cámara de resonancia, fue la famosa Telecaster, probablemente el nombre de guitarra más famoso de todos los tiempos.

En 1952, Gibson, con un diseño del músico Les Paul, creó una nueva pastilla con doble bobinado que eliminaba las interferencias. Salió al mercado con el nombre del músico.

Beauchamp, Fender y Les Paul revolucionaron el sonido del siglo XX.

FÉLIX ARES, KUTXAESPACIO DE LA CIENCIA, SAN SEBASTIÁN

LA VÁLVULA TRIODO

Es una ampolla en la que se ha hecho el vacío y que tiene en la parte baja el filamento, que cuando está caliente emite electrones (cátodo, C); en la parte de arriba hay un electrodo positivo que atrae a los electrones (ánodo, A).

La corriente que se produce entre C y A depende del número de electrones que pasen. Si hay muchos, tenemos una gran corriente y si hay pocos, una corriente débil. La cantidad de corriente depende de los electrones que es capaz de liberar el filamento. Un pequeño voltaje -por ejemplo, la salida de la guitarra- aplicado a la rejilla es capaz de controlar una gran corriente entre ánodo y cátodo, dicha corriente es idéntica a la de la rejilla pero amplificada.

Etiquetas