Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Tercer Milenio

¿De qué serán los futuros ordenadores cuánticos?

None

CEROS Y UNOS SUBIDOS EN UNA MOLÉCULA

El equipo del investigador Wolfgang Wernsdorfer, del CNRS (Centro Nacional de Investigación Científica de Francia), se dedica a la búsqueda de materiales magnéticos moleculares que puedan servir para almacenar información y también como procesadores utilizando para ello sus propiedades cuánticas. Como ocurre en la computación actual, toda la información se graba en forma de ceros y unos pero, en este caso, utilizando el estado de espín (hacia arriba o hacia abajo) de moléculas de tan solo unos pocos átomos para almacenar los ceros y unos. En este caso, su trabajo consiste en acoplar estas moléculas a nanotubos para formar dispositivos cuánticos capaces de procesar y almacenar la información en cada molécula a nivel individual.

Actualmente, los bits de información se comportan de manera clásica, mientras que estos bits basados en estados de espín (llamados qubits) tendrían un comportamiento cuántico que les confiere propiedades muy diferentes, como la superposición de estados, es decir, podrían ser al mismo tiempo un cero y un uno, lo que permitiría realizar varias operaciones al mismo tiempo. Los ordenadores cuánticos podrían ser el inicio de la inteligencia artificial y tener una capacidad de procesamiento muy superior a la actual.

Los materiales magnéticos moleculares con los que se trabaja requieren temperaturas cercanas al cero absoluto, ya que la temperatura hace vibrar las moléculas y esto supone la pérdida de la información. Por este motivo, este tipo de materiales no podrían aplicarse a dispositivos que tuviesen que funcionar a temperatura ambiente, sino que se crearían dispositivos en entornos con temperatura controlada a los que podrían conectarse los usuarios, al igual que ahora nos conectamos a Internet a través de servidores alejados de nuestro ordenador.

PARA SABER MÁS:

Vídeo que explica en qué consiste la computación cuántica.

 

Etiquetas